Familia denuncia que fue víctima de estafa. Créditos: Captura Panamericana Televisión.

Dueños fueron desalojados de su propia casa por inquilinos [VIDEO]

Gertrudis Toscano Camposano y su hijo Vladimir Pérez Toscano alquilaron una habitación en enero del 2016 a la familia Moscol. Dos años después, se apoderaron de toda la casa, cuyo valor se aproxima al millón y medio de soles.

La República
13 Ago 2019 | 17:40 h

El gran esfuerzo por tener una casa propia y 30 años de recuerdos en ella fueron desechados por una presunta mafia que se apodera de las viviendas haciéndose pasar por inquilinos.

La familia Oscategui Morí, cuya morada está ubicada en La Victoria, fue desalojada de su propia casa por dos personas a quienes les habían alquilado una habitación. Ahora viven en la calle y comen de la caridad de los vecinos.

PUEDES VER: Una barrendera debe pagar 30 millones de dólares producto de una estafa

Según una de las propietarias, sus inquilinos, Gertrudis Toscano Camposano y su hijo Vladimir Pérez Toscano, habrían aprovechado la condición de su hijo, que sufre de esquizofrenia. Lo llevaron a engaños con un notario e hicieron un contrato de compra y venta. A cambio, declara, le dieron mil soles al joven.

“Yo nunca vendí mi cas a nadie, hicieron el engaño a mi hijo (...) Mi papá es de la tercera edad, tiene alzheimer y demencia senil y ahora estamos en la calle”, contó a Buenos Días Perú.

Son nueve los integrantes que conforman a la familia Oscategui Morí, entre ellos dos niños, y lo han perdido todo. Incluso, denuncian, nunca les pagaron los S/ 500 que habían acordado como costo del alquiler.

PUEDES VER: Joven denunció estafa en compra de celular a través de Facebook

De acuerdo al reportaje, Toscano Camposano y su hijo formarían parte de un presunta mafia. Roxana Moscol afirmó ser otra víctima de los estafadores. Según contó la mujer, la nuera de Gertrudis les alquiló un cuarto en la cuadra 18 de la avenida San Luis.

Tiempo después, fueron despojados ella y su familia de los cuatros pisos que antes les pertenecían.

Lo mismo sucedió con otros dos propietarios que no quisieron declarar por temor a que tomen represalias en su contra.

Video Recomendado