Las 17 toneladas de alimentos ya perecidos que debieron ser usados para el Vaso de Leche están valorizadas en 150 mil soles.
Las 17 toneladas de alimentos ya perecidos que debieron ser usados para el Vaso de Leche están valorizadas en 150 mil soles.

Cambian a dos funcionarias MPT por alimentos vencidos

Responsabilidad. Se trata de la Gerenta de Desarrollo Social y la subgerenta de Programas Alimentarios. Se incinerarán 17 toneladas de productos perecidos que causan perjuicio económico de S/150 mil.

La República
08 Ago 2019 | 9:54 h

La Libertad. El escándalo de las 17 toneladas de alimentos ya perecidos, que debieron ser usados para el programa Vaso de Leche de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), ocasionó la destitución de dos funcionarias de la actual gestión del alcalde Daniel Marcelo Jacinto, quien echó la culpa de la situación a la administración de Elidio Espinoza Quispe.

Se trata de Erica Deza y Brenda Pesantes, ahora exgerenta de Desarrollo Social y exsubgerenta de Programas Alimentarios de la comuna, respectivamente. Ellas han sido reemplazadas por Lissette Vigo Cotos (Desarrollo Social) y Ruth Castillo Esquivel (Programas Alimentarios).

En julio último la Contraloría detectó las 17 toneladas de cereales contaminados en los almacenes de la MPT. El valor de los productos es de 150 mil soles, lo cual es un grave perjuicio para las arcas municipales.

“El informe de Contraloría es contundente. Ahí están las 17 toneladas que se van a incinerar porque ha habido un descuido. Pero he venido explicando que este problema viene desde el año pasado por la compra irregular que hizo la gestión de Elidio Espinoza. Compraron alimentos de todo el 2018, cuando no correspondía porque los primeros siete meses de esa administración anterior no se atendió (el Vaso de Leche)”, explicó Marcelo Jacinto.

PUEDES VER Prefirieron que alimentos se malogren antes que darles a pobres

Irregularidad

Para el burgomaestre de Trujillo, pese a que desde enero a julio de 2018 la gestión de Espinoza no entregó los alimentos al referido programa social; sin embargo, adquirieron al proveedor, el producto por los 12 meses.

“Compraron para todo el año 2018 y utilizaron incluso los recursos de ese año cuando no debieron utilizar los recursos de los siete meses en que no se atendió el Vaso de Leche. Esa es una malversación. Para que le puedan pagar a fin de año, el proveedor trajo todos los alimentos del 2018. La irregularidad está en que pensaron que trayendo los alimentos de enero a julio iban a cobrar en forma retroactiva, cuando eso no es así”, puntualizó Daniel Marcelo.

Recordó que, debido a esa situación, la comuna se sobrestockeó pese a no contar con un almacén apropiado para esa cantidad de productos.

“La gestión anterior sabiendo que no había un gran almacén, es decir, habiendo limitaciones, permitió comprar alimentos por todo el año 2018, cuando de acuerdo al Reglamento del Vaso de Leche las compras son mensuales, porque las remesas del gobierno para este programa también son mensuales”, comentó la autoridad.

En ese sentido, mencionó que ellos van a licitar en setiembre los productos por el Vaso de Leche para todo un año, pero han puesto en las bases que la entrega va a ser mensual, es decir, diez toneladas al mes.

Detectan leche vencida en almacenes de la MPT

De otro lado, la Contraloría Regional detectó también en los almacenes de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) un total de 915 tarros de leche evaporada con fecha de vencimiento de marzo del 2019 y ya no podrá usarse porque puede causar perjuicio para la salud de quienes ingieren el lácteo vencido.

Sin embargo, este lote no pertenece al Programa del Vaso de Leche sino a PAN TBC, que atiende a personas que sufren de tuberculosis.

“Pero el año pasado se ha entregado todo. No hay problema en el contrato. Lo que vamos a ver es cómo esa leche ha estado ahí”, afirmó Daniel Marcelo.

En tanto, la Contraloría le ha dado de plazo diez días a la actual gestión municipal para que tome las acciones necesarias.

Video Recomendado