Redes de pesca amenazan ballenas jorobadas que migran al Perú

Ante últimos episodios reportados en Tumbes y Piura, WWF propone instalar “pingers” en las mallas para reducir esta amenaza.

Las ballenas jorobadas visitan cada año, entre julio y octubre, las cálidas aguas del norte peruano. Pueden llegar a medir hasta 16 metros de largo y a pesar hasta 30 toneladas. Foto: WWF.
Las ballenas jorobadas visitan cada año, entre julio y octubre, las cálidas aguas del norte peruano. Pueden llegar a medir hasta 16 metros de largo y a pesar hasta 30 toneladas. Foto: WWF.
Óscar Miranda
2 08 2019 | 13:09h

A propósito de los últimos dos casos de ballenas jorobadas que quedaron atrapadas en redes de pesca en las costas de Tumbes y Piura, la organización conservacionista WWF Perú propuso implementar el uso de los dispositivos llamados “pingers”, que se colocan en las mallas y que emiten sonidos que advierten a los cetáceos de la presencia de embarcaciones pesqueras.

Advirtió que la principal amenaza que enfrentan las ballenas jorobadas que visitan cada año las cálidas aguas del norte del Perú, entre julio y octubre, es el enmallamiento con artes de pesca, una grave situación que se replica en otras partes del mundo.

“A pesar de su gran tamaño, las ballenas jorobadas sufren graves consecuencias debido al enmalle con redes de pesca, ocasionando desde lesiones hasta su muerte. Un reciente estudio señaló que el peso de las redes frenan su movimiento y generan un gasto adicional de energía, lo que condiciona su supervivencia, aún cuando son liberadas,” afirma Aimée Leslie, directora del Programa Marino de WWF Perú.

Como se recuerda, en los últimos días una ballena adulta quedó varada en la playa Los Órganos, en Piura, mientras que otra, más pequeña, terminó en las mismas condiciones en el muelle Acapulco, en Tumbes. En ambos casos los animales habían quedado atrapados por mallas de pescadores y fueron devueltos al mar, tras mucho esfuerzo, por pescadores y bañistas.

La especialista explicó que cuando uno de estos gigantes se enreda, suele arrastrar el arte de pesca, nadando por kilómetros y pudiendo morir tiempo después, en una zona totalmente lejana a donde sufrió el enmallamiento.

"Es una muerte larga y dolorosa, que puede prolongarse por 6 meses o un año”, indicó.

Ante la presencia de una ballena varada en las costas del norte por enmallamiento, WWF Perú recomendó reportar el incidente de inmediato a las autoridades pertinentes: la oficina local del Instituto del Mar del Perú - IMARPE (208-8650), la Dirección de Producción del Gobierno Regional de Tumbes (072 – 524390) o la sede en Tumbes de la Policía Nacional del Perú (072 – 525250).

Video Recomendado