Opinión | El país que queremos

La República
21 Jul. 2019 | 17:58h

Patricio Quintanilla Paulet / Rector U La Salle

En los días previos a Fiestas Patrias y el Mensaje Presidencial, me pregunto: ¿Cómo es el país que queremos? ¿Estamos avanzando para lograrlo?

El País que Queremos

El objetivo final de las acciones de las autoridades es mejorar la calidad de vida de la población, para lo cual es importante generar círculos virtuosos de manera que cada factor condicione al siguiente y así crear flujos positivos de mejora de la población. Los principales aspectos son los siguientes:

•Entorno Económico. Para mejorar la calidad de vida se requiere que la “torta económica” tenga la capacidad de satisfacer las necesidades de la población. Los principales aspectos a considerar son una alta tasa de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI), cuyo principal efecto es generar mayores ingresos para la población; una situación monetaria y fiscal estable, para evitar procesos inflacionarios; situación externa debe ser saludable para que los flujos de ingreso y salida de moneda extranjera no desestabilicen el tipo de cambio.

PUEDES VER: Urgente: las universidades y su papel en la solución del conflicto Tía María

•Descentralización. El centralismo es un mal endémico en el Perú, que se presenta tanto a nivel de la capital de la República y las regiones, como de las principales ciudades de cada región, con respecto a sus provincias. Es por ello importante que sea un país desconcentrado, con igualdad de oportunidades para sus ciudadanos, con suficiente capacidad de decisión de los gobiernos subnacionales.

•Pobreza. Tenemos que lograr una sociedad en la cual desaparezca la pobreza extrema, que incluye a la población cuyo ingreso es insuficiente para cubrir sus necesidades de alimentación y que actualmente son 850 000 peruanos; debe también reducirse los niveles de “pobreza total”, que considera a la población cuyo ingreso no le permite satisfacer sus necesidades básicas.

•Corrupción. El Perú tiene que ser un país libre de corrupción en todos los niveles de gobierno y sector privado, que muchas veces se retroalimenta. Esto incluye el control de lavado de activos, camino frecuente para el manejo de los fondos ilegales. Es importante un sistema de justicia eficiente y eficaz, que no permita impunidad en ningún caso, e independencia de poderes para que no interfieran en procesos judiciales.

PUEDES VER: Policía busca a tres reclusos que fugaron del penal de Pucchun en Camaná

•Seguridad Ciudadana y Paz Social. La seguridad ciudadana es indispensable para la tranquilidad de los ciudadanos; los desórdenes sociales, independientemente de su causa o motivo, afectan el crecimiento y desarrollo del país, con mayor impacto negativo en las poblaciones vulnerables.

Conclusión

La responsabilidad de lograr el País que Queremos es responsabilidad de todos los ciudadanos, desde cualquier lugar que estén ocupando en la sociedad, contribuyendo con los aspectos de la sociedad relevantes para alcanzar este objetivo, que tal vez sea un sueño.

Recordemos la famosa frase de John F. Kennedy en su discurso inaugural, “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país.