Víctima. Cinthia Paola Oblitas Jiménez (36) fue asesinada a tiros por su esposo, un expolicía.

Cinthia y Sadith, las 2 víctimas de un expolicía violento y machista

Doble feminicidio. Juan Martín Félix Poicón buscó a Cinthia Oblitas Jiménez (36) y la atacó a tiros en un comercio cerca al Mercado Central. También asesinó a Sadith Salcedo Jiménez (40), quien salió en defensa de su hermana materna. El asesino está no habido.

La República
21 Jul 2019 | 5:10 h

Por Óscar Chumpitaz

Un hijo los unía. Lo demás era distancia, desencuentro y desamor. Un exsuboficial de la Policía que había sido obligado a dejar su casa por reiterados actos de violencia doméstica, asesinó a balazos a su esposa y a la hermana de esta, cerca al Mercado Central, en el Cercado de Lima.

Con estos feminicidios se elevan a 93 los casos registrados en el país en lo que va de este año.

El dramático caso de violencia de género ocurrió la noche del viernes en el jirón Cusco 886, en Barrios Altos.

PUEDES VER Andrea Llosa se refirió de esta forma a las expresiones usadas por Tony Rosado

¿El autor? Juan Martín Félix Poicón, un exsuboficial brigadier PNP que no solo registraba un largo historial de ataques contra su esposa, Cinthia Paola Oblitas Jiménez (36), sino que fue expulsado de la institución en el 2014 por exigir 10 mil soles a unos detenidos para dejarlos en libertad.

En ese entonces, el policía prestaba servicios en la Dirección de Investigación Criminal. Hace poco salió en libertad condicional del penal de Lurigancho, donde purgó prisión junto con un exmayor y otros dos exsuboficiales PNP.

Las acribilló sin piedad

Cinthia y su hermana materna, Sadith Salcedo Jiménez (40), trabajaban juntas en una tienda. Sus familiares habían sido testigos de las constantes agresiones a las que Juan Félix sometía a la madre de su hijo.

Algunos de esos ataques fueron denunciados en la Dirincri, en la comisaría de San Andrés y en un centro de atención a las víctimas de violencia.

La reincidencia en las agresiones y amenazas obligaron a Félix Poicón a abandonar la vivienda.

PUEDES VER MIMP alerta: Cada vez tenemos más feminicidas jóvenes

Pero la noche del viernes regresó a la tienda 'Yumiko' en busca de su esposa. La persiguió hasta el baño del local y le descerrajó dos tiros por la espalda.

Sadith intentó defender a su hermana, pero el hombre no dudó en dispararle cuatro proyectiles, uno de los cuales le impactó en el rostro.

Los desesperados comerciantes y estibadores testigos del ataque trasladaron a las víctimas al hospital Dos de Mayo. Sadith murió en el trayecto. Cinthia dejó de existir en la sala de operaciones.

El feminicida huyó y se perdió en la oscuridad y desde entonces nadie lo ha vuelto a ver. Hasta anoche era buscado.

¡Basta de feminicidios!

Una prima de Cinthia contó que vio al expolicía amenazar a la joven madre en varias oportunidades desde que salió de prisión. Los insultos iban acompañados de amenazas.

PUEDES VER Feminicida apuñaló y arrolló tres veces a su pareja en Venezuela

"No solo la acosaba a ella, también tenía en la mira a Sadith, pues fueron juntas a denunciarlo varias veces", agregó.

Este doble asesinato ha conmocionado a los vecinos de Barrios Altos, donde vivían las hermanas. “Vinimos a acompañar y a expresar el dolor que sentimos como vecinos, pero más aún como seres humanos. No queremos más feminicidios. Hay que concientizar a todos y educar a los chicos porque no se puede seguir así”, dijo Karen, vecina de las víctimas.

Por una coima destruyó su matrimonio

- El exsuboficial brigadier Juan Martín Rosario Félix Poicón fue capturado el 24 de diciembre 2014, antes de Nochebuena, junto al mayor Francisco Segundo Delgado Orozco, el suboficial de segunda José Alfredo Millones Quispe y el suboficial brigadier Eber Olaya Blackett.

PUEDES VER Adriano Pozo apelará los once años de cárcel y la reparación civil

- La detención ordenada contra los cuatro efectivos, a solicitud de la Segunda Fiscalía Anticorrupción de Lima, obedecía a una denuncia hecha el 19 de diciembre de ese año por el ciudadano Juan José Cordero Bernaza, según la cual, los policías exigían el pago de una coima para liberar a unos detenidos.

- Félix Poicón no solo fue expulsado de su institución, también destruyó a su familia.

Video Recomendado