Expropiaciones y falta de dinero para expedientes retrasan reconstrucción

La República
16 M07 2019 | 09:06h

Trujillo. El retiro del Consorcio Quebrada San Ildefonso (QSI) del proyecto para lograr una solución definitiva a la quebrada San Ildefonso y evitar futuras inundaciones en perjuicio de Trujillo, sigue generando reacciones en las autoridades de La Libertad.

El gobernador Manuel Llempén confirmó que la decisión de esa empresa se debe a los problemas para expropiar terrenos en el distrito de El Porvenir, donde hay instaladas muchas viviendas y por donde se tenía previsto ejecutar la canalización para desviar las aguas de la quebrada al río Moche y luego hacia el mar.

PUEDES VER Retiro de consorcio QSI es un duro golpe a la reconstrucción

“El consorcio venía evaluando otras alternativas sin mayor expropiación de terrenos, pero no las ha encontrado. Esta dificultad les impedía cumplir el proyecto”, acotó.

Llempén reveló que sostendrá una reunión con el Ministerio de Agricultura para tomar acciones inmediatas, ya que ese portafolio es la unidad ejecutora.

El gobernador también señaló que esta semana se reunirá con representantes del consorcio para que “nos expliquen y formalmente hagan su desistimiento, si es que esa es su voluntad final”.

Reiteró que se necesitan S/100 millones para expedientes para las obras de reconstrucción y la región no tiene recursos.