Belleza de la región Cusco sorprendió a princesa nipona Mako

Sencillez. Alteza de Japón correspondió a saludo de cusqueños. Visitó ciudadela inca, Sacsayhuamán y el Qorikancha. Boluarte, como recuerdo, le obsequió una vara que, en la época de los incas, significaba poder.

La República
15 07 2019 | 08:08h

La princesa Mako de Akishino, sobrina del emperador Naruhito de Japón, recorrió ayer por segundo día los principales atractivos turísticos de Cusco. Su visita a Perú fue para conmemorar los 120 años de la inmigración japonesa.

El último sábado, la princesa visitó la maravilla del mundo, Machupicchu. Según la guía de turismo Yoshiko Nagaoka, quien la acompañó en su recorrido, ella se mostró muy sorprendida con la impresionante belleza del santuario y los demás puntos arqueológicos. Acotó como anécdota que le gustó una vizcacha que pasó frente a ella.

PUEDES VER: Pronostican nevadas en Cusco y se incrementan casos de Iras en Arequipa

Ayer, como parte de sus actividades protocolares, la princesa Mako visitó muy temprano el parque arqueológico de Sacsayhuamán; luego, asistió a una corta ceremonia de recibimiento en el templo del Qorikancha, que ofreció la municipalidad de Cusco. En el evento, pudo apreciar algunas danzas, como el carnaval chumbivilcano y el sallaq tusuy de la provincia de Quispicanchi.

El alcalde Víctor Boluarte manifestó que su alteza se mostró muy interesada por nuestra cultura luego de apreciar las danzas autóctonas y preguntó por el significado de las mismas, así como por el número de danzas que existen en Cusco.

Boluarte, como recuerdo, le obsequió una vara que, en la época de los incas, significaba poder; además de un libro alusivo al templo del Qorikancha. Finalmente, Mako hizo un recorrido por la catedral antes de viajar a Bolivia.

Video recomendado