BELLEZA EN RIESGO. Hermoso pueblo donde hace más de 500 años habitaron incas está siendo destruido por edificaciones.

Cusco: construcciones amenazan destruir Ollantaytambo

PELIGRO. Comenzó a perder su arquitectura inca por el afán de edificar hoteles y viviendas modernas. Empresarios y vecinos son los causantes de atentado.

La República
14 Jul 2019 | 7:42 h

José Víctor Salcedo

Ollantaytambo es conocido como el último pueblo inca viviente. Es un distrito de la provincia de Urubamba, que fue construido y diseñado por los incas y estaba constituido por kanchas, una suerte de barrios que aglutinaban a familias enteras. En Ollantaytambo sobreviven hace siglos edificaciones incas como templos, fuentes, y recintos del complejo del mismo nombre que yace a su costado derecho. La riqueza arquitectónica de Ollantaytambo está sufriendo severos daños a causa de construcciones que no respetan el patrimonio.

Uno de esos casos corresponde a la familia Flórez Sequeiros, propietarios del predio s/n ubicado en la calle Hornocalle, del barrio de Qosqo Ayllu, que empezaron a hacer trabajos de construcción de una obra. Lo grave es que lo hacen incumpliendo las especificaciones técnicas recomendadas por Cultura y afectando un bien inmueble integrante del Patrimonio Cultural de la Nación.

PUEDES VER: Machupicchu, la joya que todos quieren conocer

Al respecto, el director de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, Fredy Escobar, informó que implementa acciones legales contra la ciudadana Silvia Flórez Sequeiros, propietaria del predio antes mencionado. “No se venían cumpliendo las especificaciones técnicas recomendadas por los delegados ad hoc, por lo que se emitió el Acta de Verificación correspondiente. Además se realizó la constatación policial y, por parte de la municipalidad, se dispuso la paralización de la obra”, explicó Fredy Escobar.

No es el único caso, según el alcalde del distrito de Ollantaytambo, José Ríos. La autoridad edil reveló que su gestión tuvo que revisar unos 40 permisos para construir inmuebles otorgados en la gestión pasada. “La mayoría han sido paralizados”, refirió. Ríos sostuvo que la mayoría de permisos fueron otorgados sin evaluar adecuadamente la pretensión de los propietarios.

Otro de los casos tiene que ver con la realización de excavaciones sin autorización por la familia Echegaray Navas. Existe un denuncia penal por el delito de atentado con daño contra monumentos arqueológicos, la que no se resuelve desde el 2014.

Esa edificación, que habría dañado el patrimonio de Ollantaytambo, se halla en la base del cerro Pukulluna, donde existían muros de piedra de factura inca. Esos vestigios incas fueron destruidos, según el fiscal Raúl Luque Machaca, con la edificación hecha.

Ríos pidió a la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco mano dura para sancionar a los propietarios que están construyendo viviendas sin contar con licencias o permisos. Además, Ríos refirió que tanto la comuna como la Dirección de Cultura deben redoblar esfuerzos para evitar que se siga destruyendo el patrimonio a causa de construcciones que no respetan las exigencias legales ni administrativas.

Video Recomendado