Aumentan hasta 40% casos de infecciones respiratorias agudas en otoño e invierno

Los más afectados por las bajas temperaturas son los niños y los adultos mayores. Entérate cómo prevenir las enfermedades respiratorias.

La República
30 06 2019 | 17:50h

En el otoño e invierno las bajas temperaturas provocan el incremento de las atenciones pediátricas por infecciones respiratorias agudas (IRAS) hasta en un 40%, lo cual se evidencia en los centros de salud de Lima. Sin embargo, las mayores cifras se registran en las zonas altoandinas donde se viven las heladas.

Las IRAS afectan las vías respiratorias altas, los cual ocasiona la rinofaringitis aguda -un refriado común-, faringoamigdalitis y rinosinusitis, según informó Diego Mendoza, pediatra del Hospital Arzobispo Loayza.

PUEDES VER: Lima: 58% de niños menores de 11 años tienen la vacuna contra el sarampión, rubeola y polio

Las enfermedades mencionadas pueden causar daños muy graves en la salud de las personas cuando no son curadas, dado que desencadenan en una neumonía bacteriana, la cual puede ser letal.

En este sentido, se dio alerta que los niños y adultos mayores son los más propensos a padecer de infecciones respiratorias, en especial, los que tienen una mala nutrición, son prematuros, no están vacunados, tienen bajo peso al nacer, los que viven en ambientes en donde se cocina a leña o en zonas muy húmedas.

Recomendaciones para prevenir las infecciones

Es importantes lavarse las manos periódicamente, en especial antes de preparar o ingerir los alimentos, después de ir al baño, al cambiar pañales y al estar en contacto con animales o personas con problemas de salud.

Se debe consumir bebidas calientes y brindar abrigo adecuado a los niños y adultos mayores.

Un punto importante para que los menores sean inmunocompetente es garantizar la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad, dar a los hijos alimentos nutritivos ricos en hierro después de los seis meses de vida y continuar la lactancia hasta los dos años de edad.

La vacuna contra la Influenza, sarampión, rubeóla y paperas (SRP) en niños menores de cinco años y contra el neumococo en adultos mayores es primordial.

Se tiene que consumir alimentos ricos en hierro para evitar la anemia y evitar la exposición a los contaminantes del ambiente y ventilar la casa.

El experto informó que, si un niño presenta tos intensa, dificultad para respirar y fiebre, debe ser llevado de inmediato al establecimiento médico más cercano.

Video recomendado