Madre dona riñón para su hija de 15 años en Arequipa [VIDEO]

La República
27 M06 2019 | 06:22h

Roberth Orihuela Quequezana

María Enríquez (33) se convirtió en la primera persona viva en donar un órgano después de 20 años en Arequipa. Su amor de madre pudo más, y cuando su hija Liz, de 15 años, fue diagnosticada con insuficiencia renal hace nueve meses, no dudó y se presentó ante el médico para pedirle que le saque un riñón y se lo ponga a su pequeña.

A poco de cumplir los 14 años, la pequeña Liz empezó a sentirse mal y cuando acudió al hospital los médicos le detectaron el mal. Durante 9 meses la menor tuvo que someterse con frecuencia a diálisis peritoneal, un procedimiento que ayuda a limpiar la sangre de las toxinas que se acumulan debido a que los riñones no trabajan bien.

PUEDES VER: Autoridades de Arequipa con la aprobación por los suelos según encuesta de Idessia

“Dejó el basket y la natación. Tampoco podía salir de viaje con sus amigos ni con nosotros, su familia. Fue un giro total en su vida”, cuenta María Enríquez.

Afortunadamente, Liz, que cursa el cuarto año de secundaria, podrá volver a hacer su vida de forma normal con un riñón sano.

Luego de meses de estudios clínicos, los médicos del hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo de EsSalud decidieron realizar la intervención.

Mediante una operación laparoscópica, retiraron uno de los riñones de la madre y el 21 de junio lo trasplantaron a la menor. La operación empezó a las 3.00 de la tarde y terminó a las 10.00 de la noche.

Ayer, María fue dada de alta y lucía tranquila. La angustia de ver cómo su hija tenía que conectarse todos los días a las 8 de la noche para realizarse la diálisis hasta la mañana siguiente terminó. “Sé que volverá a ser feliz. Volveremos a la piscina a nadar”, agrega la madre con lágrimas de felicidad.

PUEDES VER: Texao: más que un libro, una enciclopedia de la historia regional

Donantes vivos

Los médicos son muy optimistas. Este es el primer trasplante de un órgano tomado de una persona viva luego de 20 años en la región. Esperan que en un plazo máximo de 6 meses se descarte algún tipo de rechazo al riñón y la adolescente pueda continuar con su vida.

“A partir de ahora esperamos que más personas puedan continuar viviendo con órganos de donantes vivos”, indica el médico Raúl Hinojosa Cornejo, coordinador de la Unidad de Trasplante Renal del nosocomio.

El especialista explica que se dejaron de realizar los trasplantes de donantes vivo debido a que se prestaba para el tráfico de órganos. “Queremos ser transparentes en este tipo de intervenciones. Por eso, de ahora en adelante solo recibiremos donantes vivos que sean familiares. Además, son los más compatibles”.

En suma, se han realizado 5 trasplantes de riñón en lo que va del año. Un número ínfimo teniendo en cuenta que hay 70 pacientes renales a la espera de un trasplante en EsSalud - Arequipa y otros mil que reciben diálisis. Muchos de ellos, como Liz y María, ya piensan en el trasplante con órganos de algún familiar.