El reto de la MPP será evitar el retorno de ambulantes a calles

La República
21 Jun. 2019 | 13:39h

En un operativo realizado por la municipalidad de Piura y la Policía, la madrugada de ayer se permitió la liberación total de las vías públicas en el complejo de mercados; sin embargo, este megaoperativo continuará para evitar el retorno de los comerciantes informales.

PUEDES VER Desalojan 4000 comerciantes del mercado Modelo de Piura [VIDEO]

Según manifestó el alcalde de Piura, Juan Díaz Dios, en los próximos días un grupo de agentes de la PNP, además de 66 vigilantes privados y diez integrantes de fiscalización de la comuna, continuarán vigilando los ingresos del complejo de mercados para evitar que los vendedores desalojados retomen las áreas recuperadas. Además contó que durante tres días, el centro de abasto se mantendrá cerrado con rejas porque se realizarán labores de limpieza y señalización de las vías recuperadas.

Incomodidad

Esta decisión ha generado algunas incomodidades por parte de algunos mercaderes, quienes aseguran que entre los trece mercados privatizados se dejará de vender más de cuatro millones de soles en los tres días que el complejo de mercados permanecerá cerrado con rejas y con gran resguardo policial. Por ejemplo, la presidenta del mercado de frutas, Doris Alvarado mencionó que, debido al cierre del centro comercial, sus asociados perderán al menos 600 mil soles porque la fruta que actualmente se encuentra almacenada en sus puestos de venta se descompone y no se podrá ofrecer al público consumidor.

“Nosotros tenemos nuestros puestos de venta abastecidos con la fruta. Con el cierre del mercado nuestro producto se malogrará y lo tenemos que desechar porque no lo podremos vender”, explicó la dirigenta.

Gastos operativos

Pese a que en las acciones de liberación y limpieza de las áreas públicas del complejo de mercados participaron casi 300 trabajadores del ayuntamiento piurano, 1,200 integrantes de la PNP y algunas retroexcavadoras, el burgomaestre, quien recorrió las vías recuperadas con el ministro del Interior, Carlos Morán, reveló que la institución edil gastó casi 60 mil soles para contratar a una empresa que realice la señalización de las áreas recuperadas y en la compra de las rejas.

Por otro lado, indicó que durante los tres días, en los que el mercado se encontrará cerrado, se hará un gasto extra para la alimentación del personal que realiza los trabajos y agentes de la PNP que vigilarán la zona, y para el alquiler de maquinarias que retirarán los residuos sólidos.

Denuncia

En tanto, un grupo de comerciantes informales protestó para exigir la reubicación, ya que –según ellos– debido al desalojo se quedaron en las calles. Además aseguraron que denunciarán al burgomaestre por el presunto abuso de autoridad.

“Hace años que nosotros vendemos en la avenida Blas de Atienza donde siempre se nos cobró Sisa. El alcalde no nos puede dejar en la calle porque tenemos una familia que mantener”, dijo el vendedor Jaime Tesén Santisteban.