Cambista es hallado calcinado y con un balazo en la cabeza en zona de Gamarra

Crimen sin nombre. Ántero Loayza desapareció la mañana del lunes luego de ingresar a una fábrica textil con una gran suma de dinero. Lo había citado un supuesto cliente.

16 Jun 2015 | 23:30 h

Tenía 67 años, dos hijos y una esposa que lo adoraba. Sus compañeros de oficio lo respetaban por sus sabios consejos y su gran corazón. Hoy todos ellos lloran su partida.
 
Les cuesta creer que el cuerpo calcinado hallado ayer frente a una agencia bancaria de la zona de Gamarra es de Ántero Loayza Contreras.  
La Policía, en tanto, trata de encontrar a los culpables y descubrir los motivos que tuvieron para cometer semejante atrocidad. Por lo pronto, se cree que el móvil fue el robo, pues Ántero Loayza llevaba una gran suma de dinero en el momento en que desapareció.
 
ESPELUZNANTE HALLAZGO 
 
A las 5:25 de la madrugada, agentes del serenazgo de La Victoria vieron a través de sus cámaras de seguridad que dos sujetos prendían fuego a lo que creían era una bolsa con cartones en el cruce del Jr. Sebastián Barranca y la Av. Aviación.
 
Lo mismo vio el agente de seguridad de la galería Aviación, Manuel Garrido, quien se acercó con un extintor de polvo químico temiendo que el fuego pudiera extenderse. Entonces notó que la bolsa en realidad ocultaba el cadáver de una persona de sexo masculino.
 
De inmediato roció el polvo químico sobre el cadáver con ayuda de los serenos que ya habían llegado al lugar. 
 
Luego de las seis de la mañana, agentes de la Dirección de Investigación Criminal se presentaron para recoger evidencias y descubrieron una billetera debajo del cuerpo calcinado. En el interior hallaron un DNI y más tarde confirmaron que le pertenecía a la víctima: Ántero Loayza.
 
Los primeros trabajadores que llegaban a las galerías reconocieron el cadáver. Se acercaron a decirles a los detectives que se trataba de un conocido cambista que trabajaba desde hace años frente a la agencia del Banco de Crédito del jirón Gamarra. 
 
El cadáver estaba semidesnudo, llevaba puesta una media blanca y la otra estaba en su boca. Presentaba además una herida de bala en la cabeza.
 
Horas después, la Dirincri ubicó a Jorge Torres Matos, amigo del fallecido y quien también trabaja como cambista. Este contó que le dio a Loayza la mañana del lunes una bolsa con 15 mil dólares para que los llevara al local de una empresa textil ubicada en la cuadra 16 del Jr. Unanue. 
 
Según dijo, lo acompañó hasta el lugar y lo esperó en la puerta del negocio durante más de 40 minutos, tras lo cual se retiró pensando que Ántero Loayza saldría más tarde. 
 
DESAPARECIDO
 
Ántero Loayza, quien pertenecía a la Asociación de Cambistas Alejandro Sánchez Arteaga, tenía más de 24 años trabajando en el negocio de compra y venta de moneda extranjera. 
 
Para su esposa, Nelly Espichán de Loayza, y sus dos hijos que viven en el Jr. El Olivar 447, Urb. Previ, en el Callao, este crimen no tiene nombre. Ellos demandaron justicia.
 
La Policía dijo que doña Nelly Espichán había recibido una llamada telefónica luego de las 11 de la mañana del lunes.
Fue de alguien que dijo ser su esposo y que se encontraba enfermo, por lo que iría a un nosocomio cercano. También le dijo que luego la llamaría para indicarle qué medicamentos comprar. 
 
“Mi esposo siempre tenía dinero de su negocio, nunca tuvo problemas con sus compradores y compañeros cambistas. Exijo justicia”, insistió. 

Te puede interesar