Empresa de transportes entregará pasajes a venezolanos que vengan a Lima

Luiggi Diaz
h

Los boletos serán otorgados para los venezolanos que se encuentren en Tumbes y tengan como destino nuestra capital.

Debido a la grave crisis en Venezuela, miles de ciudadanos venezolanos salen de su país, siendo uno de sus objetivos de llegada el Perú, principalmente Lima, a donde llegan vía terrestre una vez que cruzan la frontera de Tumbes.

Por ello y con motivo de Día Mundial de los Refugiados, que se celebra el día 20 de junio, una empresa de transporte interprovincial anunció el lanzamiento de la campaña “El Boleto de la Esperanza”.

PUEDES VER Tenemos una percepción negativa sobre la migración venezolana, pero positiva para los venezolanos

“En CIVA decidimos conmemorar el Día Mundial de los Refugiados con nuestros hermanos latinoamericanos, sorprendiendo a nuestros viajeros venezolanos con un detalle que los llenará de optimismo: un boleto de esperanza, válido para regresar a casa”, explicó el gerente comercial de la compañía.

De acuerdo a los detalles especificados en esta promoción, podrá acceder todo ciudadano venezolano que adquiera un pasaje en la ruta Tumbes – Lima. La empresa señaló que por esa compra se le entregará a la persona otro boleto  gratis con la ruta LimaTumbes, cuya vigencia siempre permanecerá hasta que decidan usarlo.

Según indicaron, el objetivo de esta campaña es solidarizarse con los migrantes de esta nacionalidad brindándoles un mensaje acerca de que la situación en Venezuela mejorará en algún momento y allí será la ocasión para usar ese pasaje para ir hasta la frontera con Tumbes, y posteriormente emprender el viaje de retorno a su país.

PUEDES VER Presentan hábeas corpus para permitir ingreso de migrantes

De acuerdo a la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Perú es el segundo país de la región con mayor número de migrantes venezolanos, solo detrás de Colombia.

En datos de la Superintendencia de Migraciones, hasta el momento se contabilizan más de 800 000 de estos ciudadanos, cuyo número de ingresos aumentó considerablemente poco antes del 15 de junio, fecha en la que empezó a regir la exigencia de visa humanitaria y pasaporte para ingresar a nuestro territorio.