Defensoría exige acelerar la construcción de viviendas para shipibos de Cantagallo

La Republica
Redaccionlr

Dos años y siete meses después del incendio que afecto a más de 200 familias de la comunidad shipibo-conibo de Cantagallo, la Defensoría del Pueblo exhortó a las instituciones del Estado a que redoblen sus esfuerzos y cumplan con los plazos acordados para entregar el complejo habitacional donde vivirá esta población indígena, así como garantizar el derecho a la educación de sus más de 350 niños.

En ese sentido, cuestionó las demoras en el cumplimiento de los compromisos asumidos por las entidades estatales. De hecho, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento había anunciado que comenzaría las obras en julio del 2017, marzo del 2018 y abril de este año. En este último mes, aprobó un nuevo cronograma, el cual tenía previsto que en mayo se realizarían labores de limpieza. Sin embargo –según la Defensoría– aún se encuentran pendientes la obtención de certificaciones e informes que permitan la realización de estas actividades.

La jefa del Programa de Pueblos Indígenas, Nelly Aedo, señaló que "se habría producido la deserción de 70 alumnos de los 250 matriculados en el colegio intercultural bilingüe" debido a las condiciones desfavorables.