Miles de venezolanos sufren por el cierre del libre acceso

La República
h

Dramas en Tumbes. Madres, niños y adultos mayores duermen en la calle ante el impedimento de ingresar a Perú. Muchos no pudieron conseguir pasaporte ni la visa en su tránsito hacia el Perú. Gobierno asegura que se atenderá a migrantes en riesgo.

Con sus hijos de tres, cinco y ocho años, Brenda Rondón Medina tuvo que dormir en el piso. Tras caminar por 10 días, la joven venezolana llegó a Tumbes pasadas las 00:00 horas del sábado. En el Centro Binacional de Atención (Cebaf) le pidieron el pasaporte y la visa humanitaria que no tenía. No la dejaron ingresar al Perú.

“Tengo frío y quiero dormir, pero tengo que ser fuerte por mis hijos. Recién llegué al Perú, sin saber que me solicitarían pasaporte y visa humanitaria. Ahora solo me queda pedir refugio porque no cuento con dinero para subsistir”, dice Brenda sin poder contener el llanto.

PUEDES VER Lambayeque: salvan de morir aplastados por pantalla en plaza de Olmos

Parecida es la historia de los más de dos mil venezolanos que llegaron ayer a ese punto de la frontera norte. Al no tener los documentos que exige el gobierno peruano, la mayoría de ellos ha optado por solicitar su ingreso en calidad de refugiados, aunque sin tener certeza si dicha condición les será concedida por las autoridades.

A la medianoche del viernes, la Policía Nacional cerró el paso que conecta el Cebaf con Ecuador. Miles durmieron en la calle y el panorama se proyectaba igual de dramático anoche.

“Yo he salido de Venezuela porque la situación que se vive con el régimen de Nicolás Maduro es insostenible. No hay medicina, menos atención para el tratamiento de enfermedades”, contó molesto Luis Salcar, un hombre de 60 años.

PUEDES VER Guillain barré: cuidados de higiene para protegernos del síndrome

Metros más adelante se encontraba Javier Thomas Silva, de 55 años, quien dice llevar tres días sin comer. Gastó todo su dinero en el viaje hasta la frontera. Le duele no saber si conseguirá ingresar al Perú.

Aunque en un primer momento se indicó que solo ingresarían al país los venezolanos que tengan pasaporte y visa humanitaria, ayer se aplicaron algunas excepciones, tal como dijo temprano el canciller Néstor Popolizio.

Debido a ello se permitió el paso de menores de edad cuyos padres se encuentran radicando en el Perú de forma regular. Para acreditar su condición debían presentar su partida de nacimiento.

PUEDES VER La Libertad: feminicida mató a muchacha porque iba a revelar infidelidad

También se exonerará del visado y pasaporte a las mujeres embarazadas, personas mayores de 60 años y quienes se encuentren en condición de extrema vulnerabilidad, sean adultos o menores. Ellos entrarán con su cédula de identidad

El personal de Migraciones informó que el viernes 14 de junio más de ocho mil venezolanos ingresaron al país. Otros dos mil se encuentran todavía en el Centro Binacional de Atención de Frontera (Cebaf) a la espera de ser atendidos.

Y pese a las críticas de algunos sectores, Popolizio defendió la medida adoptada por el gobierno de Martín Vizcarra, al asegurar que permitirá una "migración ordenada". Los testimonios en la frontera, sin embargo, demuestran que debido a la crisis en su país no todos los venezolanos pueden conseguir dichos documentos. 

PUEDES VER Militares graban emotivo saludo por el Día del Padre en Tacna [VIDEO]

¿Beneficios?

Canciller. Popolizio aseguró que al tener pasaporte y visa humanitaria los migrantes podrán acceder a empleo formal en el país.

Responde. La visa humanitaria, dijo la autoridad diplomática, tendrá una vigencia de 183 días y se podrá renovar.