Denuncian que menor de 4 años fue agredido sexualmente por jardinero de su colegio

En Mala, a cuatro horas de Cañete, un niño fue abusado por el jardinero que trabajaba en su colegio, quien lo retiró de su escuela con mentiras.

Nicol Leon
h

Después de tres semanas de que una mujer denunció que su hijo de 4 años fue víctima de violencia sexual, la Fiscalía aún no convoca a los maestros y colaboradores del jardín desde donde el menor de edad fue retirado por su agresor, un sujeto cuya identidad aún es desconocida.

Una mujer de 38 años acudió a la comisaría para asegurar que el pasado martes 16 de abril su hijo fue víctima de agresión sexual en el segundo día de clases en su colegio N° 411, en Bujama Baja, localidad del distrito de Mala, a una hora de Cañete.

PUEDES VER Vicegobernadora de Tacna es sentenciada por no denunciar caso de tocamientos contra menor

El agresor le habría ofrecido al menor una gaseosa para sacarlo del colegio, llevarlo a una playa y después a una casa. De acuerdo con el testimonio del niño, ahí el sujeto le cambió la ropa, tocó sus partes íntimas, le tomó fotos y le dio besos en la boca.

Según el pequeño, el hombre usó una máscara en forma de calavera mientras abusaba de él. Después de lo ocurrido, el sujeto retornó a la escuela con el niño. “Cuando voy a recoger del jardín a mi hijo lo encontré con un golpe en la cabeza. Según la profesora, el niño se había golpeado en el grass”, narró Luz, quien ese mismo día decidió matricularlo en otro colegio.

El menor reveló la ubicación de la casa donde vive el sujeto que lo violentó mientras era llevado a su control médico. Para identificarlo, Luz Azucena preguntó sus datos a los vecinos, por lo que se enteró que ese era el domicilio de Mario Felipe Pineda Bernales, jardinero del colegio de su hijo. Con este dato, la madre del pequeño puso la denuncia.

Esta información fue recibida por el segundo despacho de la Fiscalía Adjunta Penal Corporativa de Mala el pasado 27 de abril de 2019. Ese día, el niño se sometió a las evaluaciones del médico legista, quien descartó una violación sexual. No obstante, el niño tendrá que pasar una pericia psicológica y por la cámara Gesell para que se conozca si fue víctima de tocamientos indebidos u otro tipo de agresiones sexuales.

La mujer declaró que su hijo aún no ha pasado por estos exámenes y que ni la directora del IE 411 Edelfina Quispe Berríos ni el jardinero han sido convocados para declarar sobre lo sucedido. Dijo que la fiscal Katy Péres Ruiz le informó que para que el menor cuente su testimonio en la Cámara Gesel debe esperar tres meses.

Por la demora con la que viene siendo atendida su queja, Luz decidió poner una denuncia en el Ministerio de Educación y en la Comisaría de la Mujer de la zona.