EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Retablo ayacuchano es declarado patrimonio cultural de la nación

La Republica
Walter Lopez

El Ministerio de Cultura brindó esta distinción a los conocimientos, las técnicas y la iconografía asociados a la producción del retablo, por presentar gran originalidad de fusión escultórica y una armonía pictórica.

El 13 junio de 2019 pasará a la historia como el día que, mediante una Resolución ministerial en el diario "El Peruano", el Ministerio de Cultura declaró que los conocimientos, las técnicas y la iconografía relacionados a la producción del Retablo Ayacuchano ya son Patrimonio Cultural de la Nación.

Este justo reconocimiento se da por la originalidad de este arte que combina fusión escultórica y una armonía pictórica. El retablo ayacuchano tiene sus orígenes en la época virreinal y republicana, siendo símbolo importante de la identidad de Ayacucho y del arte tradicional peruano.

PUEDES VER Arequipa: Inauguran exposición del artista plástico Teodoro Núñez Medina este viernes

En aquellas épocas se empezó a trabajar en antiguas cajas o cajones de madera con figuras de santos en pintura, bulto o relieve creadas por el cristianismo en Europa oriental durante los inicios de la Edad Media. En |, se convirtieron en las ‘capillas de santero’ y con esas características fueron introducidas en el Perú.

Hacia finales del siglo XVIII, los campesinos empezaron a elaborar los objetos que se conocerían como "cajones san Marcos o san Lucas", los que darían paso luego a los retablos ayacuchanos.

La mención estará a cargo de la dirección de patrimonio inmaterial, la dirección desconcentrada de cultura de Ayacucho y la comunidad de portadores. Para conservar el título, las tres autoridades elaborarán un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada cada cinco años.

PUEDES VER Puno: Exhiben templo del siglo XVII restaurado con casi S/ 4 millones

En nuestros días, hay muchos grandes maestros del retablo, sobre todo en la provincia de Huamanga, entre ellos podemos mencionar a los siguientes:

Silvestre Ataucusi Flores, discípulo de Florentino Jiménez y Mardonio López; Nino Blanco Bautista, quien desarrolla testimoniales y suele variar los formatos de sus cajas; Luis Rey Quispe Flores, de Cuchipampa, quien destaca por el nivel de detalle en sus escenas costumbristas; y Edwin Pizarro Lozano, otro discípulo de Florentino Jiménez, quien se considera el innovador de los macro-retablos, con múltiples niveles.