Erika y Sandra: 2 nuevas víctimas del machismo

La República
10 M06 2019 | 21:00h

Feminicidios. Erika Oblitas murió en el Callao a causa de golpes en la cabeza y Sandra Flores fue baleada en su vivienda.

Alegre y cariñosa con su hijo. Así recuerdan sus amigos y familiares a Erika Lisbeth Oblitas Morales, de 37 años, quién ayer falleció producto de los golpes que recibió en la cabeza a manos de su pareja, Miguel Antonio Benítez Arana.

Sus familiares denunciaron que no era la primera vez que era maltratada por Benítez, razón por la cual había decidido separarse de él.

PUEDES VER Cusco: Cinco mujeres fueron asesinadas por sus parejas en solo dos meses

Erika fue golpeada en la cabeza la semana pasada, en su vivienda ubicada en la cuadra 1 del jirón Montevideo, en el Callao. Según sus familiares, los golpes propinados por Miguel Benítez le provocaron daños en el cerebro.

La Policía intervino inicialmente a la pareja y los condujo a la comisaría de Vipol, pero en la carceleta ella comenzó a convulsionar.

A pesar de ser llevada al hospital Arzobispo Loayza, no resistió y al cabo de unos días falleció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Familiares de la víctima reclamaron justicia e hicieron un llamado a las autoridades para buscar y detener a Benítez Arana. Aseguran que la Policía lo dejó libre extrañamente.

PUEDES VER Puno: cadáver de madre es encontrado dentro de un costal en Juliaca

Ellos ahora temen por la seguridad del hijo de Erika, pues el denunciado se lo habría llevado y desconocen su paradero.

Y en la región La Libertad, en un inmueble del pasaje El Edén, en el distrito de Santiago de Cao, fue asesinada Sandra Flores Esquivel por su pareja, Juan Carlos Alvaradonte, quien luego se suicidó de un balazo.

Los cadáveres fueron hallados por la madre de la joven.