Mafia italiana camuflaba cocaína en techos de camionetas tipo cámper

La República
9 06 2019 | 21:00h

La pista conduce a Roma. Según el movimiento migratorio de los italianos detenidos, Marco Milazzo ingresó al Perú en el 2013; Mauro Morra y Mirko Mechini en el 2015; y Morra, nuevamente, en el 2018. Todo indica que los narcos italianos operan desde un tiempo en nuestro país para asegurarse de la exportación de cocaína de la más alta pureza.

Fue la policía italiana la que filtró a la Dirección Antidrogas peruana el nombre y apellido del proveedor que le había vendido 150 kilos de cocaína a los cinco italianos detenidos en Chile.

"Si le hacen vigilancia, probablemente, conseguirán identificar al resto de la banda organizada", le dijo la policía de Roma a los agentes antinarcóticos de nuestro país. Eso fue lo que precisamente hicieron.

PUEDES VER Mafia italiana del narcotráfico se instala en Perú

Poco después, los agentes antidrogas encontraron al sujeto sospechoso en Lima y le aplicaron un sistema de observación, seguimiento y vigilancia. Después de varias semanas, sin embargo, no se llegó a ningún resultado. La persona no mantuvo contactos con nadie de relevancia. Es en ese momento que la policía italiana filtra un nuevo dato a la Dirandro: el individuo planeaba viajar a España para encontrarse con un emisario del narcotráfico de ese país europeo. Los agentes antinarcóticos peruanos entonces decidieron seguirlo hasta la península ibérica.

El vendedor de drogas peruano sostuvo un encuentro furtivo en Barcelona con un personaje que, luego, fue identificado como el italiano Mauro Morra, en marzo de este año. Buscando los registros migratorios de Morra, este sujeto había ingresado al Perú el 30 de diciembre de 2015. Precisamente, en la misma fecha también había entrado en territorio peruano su compatriota Massimiliano Beltrami, uno de los cinco detenidos en Arica (Chile) cuando pretendía exportar 153 kilos de cocaína que había comprado en el Perú.

Al retornar a Lima el proveedor de droga de los italianos, los agentes antidrogas le hicieron un seguimiento, pero sin resultados. Mientras tanto, en otro caso que aparentemente no tenía relación con la banda de los italianos, la Dirandro detectó la salida de un cargamento de cocaína del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

PUEDES VER Muere mujer tras consumir cocaína en aeropuerto para no ser detenida

Los agentes siguieron el rumbo de la droga hasta un local en la calle Manuel Villar N° 587, en la urbanización Ingeniería, en el distrito de San Martín de Porres. Después de unos días de vigilancia, que permitieron detectar que en el lugar entraban y salían extranjeros, el 15 de mayo, un equipo del Departamento de Búsqueda de la División de Inteligencia de la Dirandro (Diviad) encontró a tres italianos, entre ellos Mauro Morra, el personaje que había tenido un encuentro con el proveedor de sus compatriotas arrestados en Chile. Todos eran de la misma banda.

Quién es quién

Los italianos se encontraban en el país bajo la fachada de una empresa que promocionaba la venta de camionetas tipo cámper en el Perú, por lo que trajeron al país tres ejemplares. El propósito de los narcotraficantes era retornar con los mismos vehículos a Roma, pero con 291 kilos de cocaína camufladas en los paneles de los techos.

Durante la ejecución del operativo "Los Romanos", además de Mauro Morra, fueron detenidos en el local de San Martín de Porres, Mirko Mechini y Roberto Artioli. En relación a este caso, pocos días después, el 18 de mayo, fueron arrestados Marco Milazzo, Riccardo Capecchi y Anxhelos Mirashi, después de que la policía italiana comunicó que las cámpers con droga estaban a nombre de estos.

PUEDES VER Descubren una tonelada de cocaína dentro de piedras falsas [VIDEO]

Según el movimiento migratorio de los italianos, estos ingresaron al Perú de la siguiente manera: Anxhelos Mirashi el 22 de febrero de este año, procedente de España; Mirko Mechini y Mauro Morra el 25 de marzo, también desde España; Marco Milazzo el 3 de abril, de España; y Roberto Artioli el 6 de abril, de España.

La Policía comprobó que Mauro Morra llegó a Lima luego de haber coordinado en Barcelona con el proveedor peruano, que hasta el momento no ha sido detenido.

Los vehículos llegaron por barco al puerto del Callao, el 4 de abril, procedentes de Bélgica.

PUEDES VER Cuatro policías detenidos por supuesta desaparición de droga en Cusco

Para la Policía antidrogas, la mafia de la droga, probablemente, logró exportar cocaína en otras ocasiones. La sospecha deriva de la constatación de que Marco Milazzo, Mirko Mechini y Mauro Morra habían estado en el Perú entre 2013 y 2018. De los tres, todo parece indicar que el cabecilla sería Mauro Morra. No solo porque fue quien coordinó con el narcotraficante peruano en Barcelona, sino también porque está relacionado con Massimiliano Beltrami, uno de los italianos detenidos en Chile. Se trata de una organización de gran dimensión.

El ocultamiento

Cuando ingresaron los agentes de la Diviad en el local de San Martín de Porres, encontraron a los italianos junto a techos de fibra de vidrio de tres cámpers. En un principio creyeron que la droga estaba mezclada con el material sintético. Pero Mirko Mechini, quien colaboró con los policías, les explicó que la droga estaba camuflada dentro de los techos sintéticos. Entonces, el mismo Mechini procedió a abrir los techos y sacó del interior la cocaína en polvo.

Luego, los agentes se dirigieron al segundo piso, donde hallaron 50 paquetes de distintas formas y tamaños que contenían droga. En total se encontraron 291 kilos de cocaína de alta pureza, que en el mercado italiano está valorizado en 11,6 millones de dólares.

PUEDES VER Huancayo: Policía incauta 73 ladrillos de cocaína camuflados en las llantas de un auto

Las autoridades de la Diviad saben que los detenidos no son personajes de alto vuelo de la mafia italiana. Se trata de individuos de segundo o tercer rango con algo de experiencia delictiva. Por ejemplo, Anxhelos Mirashi contaba con antecedentes por tráfico, Marco Milazzo contaba con referencias por hurto, y Roberto Artioli había sido vendedor de heroína. Ninguno estaba señalado como capo internacional del narcotráfico. Lo que está comprobado es que la mafia italiana se ha instalado decididamente en el Perú. Prefieren encargarse de la compra, camuflaje y exportación de la droga, ¿por qué? Porque ya no confían en los peruanos. 

¿Quiénes son los peruanos cómplices?

- Los únicos peruanos detenidos durante el operativo "Los Romanos" fueron Guillermo Berrospi Loo y Moisés Tuanama Trujillo, sorprendidos en el interior del local donde se acondicionaba la droga.

- Guillermo Berrospi era el chofer de la banda de los italianos, a quienes conducía a sus viviendas cada vez que terminaban su faena de camuflaje de cocaína en el taller de San Martín de Porres.

- En el caso de Moisés Tuanama, su función era la de guardián del establecimiento donde se ocultaba la droga.

- Los agentes de la Diviad lograron ubicar los lugares donde residían los italianos cuando le siguieron la pista a Guillermo Berrospi.

- Las investigaciones de la Diviad continúan no solo para identificar y detener a otros miembros de la mafia italiana de la droga, sino también para atrapar al vendedor peruano de la cocaína. Ya se ha establecido que este personaje fue el que se reunió en Barcelona con el italiano Mauro Morra, uno de los detenidos en Lima.

Próxima entrega: Las nuevas rutas abiertas por la mafia italiana.

Video Recomendado