Andy Polar, el nuevo crack de las alturas [FOTOS Y VIDEO]

La República
01 Jun 2019 | 1:00 h

De alto vuelo. ¿Cómo es un día con el futbolista estrella de Binacional? La República acompañó a Andy Polar, siempre requerido para la selfie o autógrafo. Son las mieles de la fama de un personaje que tuvo una infancia complicada. 

Andy Polar, parece un imán. Genera el mismo efecto que el argentino Lionel Messi en los partidos de exhibición. Todos quieren una foto o autógrafo con él. Rivales, árbitros y, por supuesto, la afición. Al menos eso ocurrió hace una semana en Crucero, un distrito de la provincia puneña de Carabaya sobre cuatro mil metros sobre el nivel del mar.

Polar es volante ofensivo de Binacional, el equipo puneño que hoy puede alcanzar el título del torneo Apertura de la mano de su estrella, esta suerte de ídolo de las alturas.

PUEDES VER: Binacional vs Sport Boys: será una segura fiesta del fútbol

Es jueves 23 de mayo. Andy Polar acompaña a la reserva de Binacional a un partido de exhibición en Crucero. El rival será un combinado con los futbolistas de los mejores equipos de ese distrito: Huracán y Los Ángeles. Andy está licenciado del partido con Alianza Lima. No jugará por acumulación de tarjetas amarillas.

Tres horas de viaje en miniván separan a Juliaca -la sede oficial de Binacional- de Crucero. El estadio Municipal parece rozar el cielo azul del Altiplano y el viento helado obliga al abrigo excesivo. Andy no arranca las acciones, espera en la banca, cubierto con una casaca que lo blinda del frío. 

El origen de este jugador, que mide menos de 1.70 metros, está lejos de las canchas altiplánicas. Es arequipeño. Nacido el 17 de febrero del 1997, oriundo del barrio de Colón, Paucarpata, uno de los distritos más grandes de la Ciudad Blanca. Barrio futbolero, con un estadio y dos equipos representativos: Palmeiras y Colón. Polar jugó en  ambas escuadras.

Sin embargo, no solo el barrio influyó en su vena futbolera, también la familia materna, la única que lo cobijó y le dio los dos apellidos. El volante ambidiestro nunca fue reconocido por su padre biológico. Por eso lleva los apellidos de su mamá, Delia Yanett. El mismo Polar Paredes de su tío Juan, a quien Andy llama "papá". El tío Juan corresponde llamándolo siempre “mi hijo”.

El tío Juan fue su mentor. Pelotero, como el resto de sus hermanos, jugó fútbol en diferentes equipos de Paucarpata. Convirtió al pequeño sobrino en su compañero de las canchas. Le confeccionaba uniformes para su talla, para que sea la mascota del equipo. Andy poco a poco siguió sus pasos, hasta jugar en su misma posición, de volante creativo.

PUEDES VER: Binacional vence a Sport Boys EN VIVO (1-0) en decisivo duelo del Apertura

“Si no tienes la pelota tienes que bajar a buscarla. Tú tienes que mostrarte”, era uno de los consejos del  papá Juan. 

Andy reconoce que no tuvo una infancia sencilla. Con la ausencia de un padre, en el hogar hubo carencias económicas. Aunque el trabajo de costurera de mamá alcanzó para que él no tuviera que trabajar. “Bueno, algunas veces no había para comer", señala Delia Yanett Polar, quien continúa habitando la casa de Paucarpata donde creció Polar y a donde regresa en sus días libres. 

Ingreso al campo

Es el segundo tiempo en el estadio Municipal de Crucero. Andy Polar se alista para ingresar. Las graderías estallan en aplausos. El alcalde del distrito, Wilber Peña Lino, se apura en tomarse una foto con el jugador. 

En las tribunas, el público reclama a Andy en la selección. Sin embargo, quedó fuera de la lista de Ricardo Gareca para la Copa América. Es muy posible que sea convocado para los Panamericanos Lima 2019, que considera a futbolistas menores de 23 años. El arequipeño tiene 22 años.

Sus cualidades para el amague, visión de juego y definición lo hacen un jugador diferente, el diez que algunos señalan en extinción, el diez que tanto gusta al aficionado peruano. Luego de unos minutos en el campo, Andy Polar anota y decreta el 2 a 0 final ante la selección de Crucero.

Decisiones de vida

Con siete años, Andy decidió que sería futbolista profesional. Tres años después, su mamá vio que no era un sueño descabellado. En un torneo de menores, su hijo salió goleador defendiendo a la Academia Alcides Carrión.  

Doña Delia Yanett hace hincapié en que la técnica Andy no la aprendió en la academia, sino en las canchas. Andy añade que esa técnica la aprendió al jugar con jóvenes mayores que él.

PUEDES VER: Binacional vs. Sport Boys: Andy Polar le da el título a Juliaca con este golazo [VIDEO]

Tan clara tuvo su vocación por el balompié que un día se sinceró con su madre. Le dijo que no estudiaría ninguna profesión. Así ahorrarían dinero. 

El tío Juan le aconseja aún: el fútbol no es para siempre, no es tarde para que estudie, sobre todo teniendo en cuenta que la carrera de un jugador concluye antes de cumplir 40 años.  

Comenzó a cristalizar sus sueños a los 14 años, con el club de barrio, el Palmeiras, que participó en la etapa distrital de la Copa Perú. Aquel mismo año, reforzó al Junior de Paucarpata en la etapa provincial de la Copa Perú

Luego vinieron nuevos clubes, hasta el llamado de Binacional en 2016. El cuadro de Desaguadero se instaló en Arequipa para fusionarse con la Escuela Deportivo Municipal de Paucarpata. En 2016, jugaron la finalísima de la Copa Perú y quedaron terceros. En 2017, estuvo cerca de firmar con Melgar, pero abandonó la concentración y continuó con Binacional. Fue muy criticado por esa decisión. Rechazaba la oportunidad de ascender al fútbol profesional. Hubo desacuerdos económicos. Pero ese año, con Binacional, se coronó campeón y cargó la "Orejona" peruana. Así cumplía uno de sus sueños de infancia: jugaría en el fútbol profesional. 

Su único vicio

Suena el pitazo final en el estadio Municipal de Crucero. Y al instante, los jugadores rivales rodean al diez de Binacional. Hacen fila para tomarse una foto con él. Continúan los árbitros. Al final, los espectadores invaden la cancha para la respectiva selfie con el crack de las alturas. El escaso número de policías municipales no puede contener a la multitud. 

En el bus de regreso, Andy admite que la inusual muestra de afecto es otro sueño que tenía de niño. De a pocos, con el fútbol, le cobra una revancha a la vida. Eso sí, aclara que es fan del brasileño Neymar.

PUEDES VER: Puno: Habilitan 15 mil entradas para partido Binacional vs Sport Boys [FOTOS y VIDEO]

Serán otras tres horas de vuelta hacia Juliaca. La vida del futbolista dura más de noventa minutos. Largos viajes en bus y la lejanía de la familia. 

Aunque el dinero no sobró en la niñez de Andy, abundó el afecto del calor materno, con mamá, los tíos y la abuelita Leandra. La vida también le dio dos hermanos: Dorian y Nadin. Y hace dos años, se sumaron al hogar su pareja Stephanie, con quien tiene una pequeña hijita, Khaleesi Sofía, quien el último enero cumplió un año. 

Con sus ingresos construyó un departamento en la parte trasera de la casa materna, donde vive con su nueva familia. Por el frío de Juliaca, con su pareja Stephanie decidieron que era mejor que ella se quede en Arequipa con la bebé. 

Andy las extraña y cada que puede toma un bus o miniván para volver a Arequipa.

En Juliaca, Andy no está del todo solo. Vive junto a su hermano Dorian, quien con quince años juega en la reserva de Binacional. Él también quiere concretar el sueño de ser futbolista profesional y empezó con algunos sacrificios: dejar la casa y estudiar a distancia. El fútbol es una apuesta. 

"Mis únicos vicios son el fútbol y mi familia", dice Andy e indica que nunca probó una gota de alcohol. Mamá Delia pone las manos al fuego por él. Sostiene que en el bautizo de su hija, Andy brindó con jugo de papaya. 

El diez de Binacional narra que su mamá le aconsejó que el fútbol terminará para él cuando pruebe una gota de alcohol. Y él quiere seguir en la cancha. Entre sus metas, está jugar en el extranjero y ser convocado a la selección nacional. Dice que espera con calma el llamado para ponerse la blanquirroja."Ya llegará mi turno. El día que llegue, yo la romperé". 

Las posibilidades del futuro

Andy Polar tiene contrato hasta el 2020 con Binacional. Admite que hubo un nuevo llamado de la dirigencia de FBC Melgar para pasar a sus filas. Aclara que su futuro dependerá de si los equipos postores llegan a un buen acuerdo con la directiva del equipo altiplánico.

"Yo me voy a dar íntegro por el equipo al que vaya a jugar", señala Polar. Indica que el ser hincha de Alianza Lima no influirá en la decisión sobre su futuro. 

 

Video Recomendado

Lazy loaded component