Privilegios para los opositores al enfoque de género, golpes para los demás

La República
25 May. 2019 | 02:00h

En el Congreso. Manifestantes de ‘Con mis hijos no te metas’ llegaron a la plaza Bolívar con autorizaciones que no se les da a los médicos y docentes que protestan.

¿Gozan de privilegios? Gran sorpresa e indignación generó ayer el ingreso de miembros del grupo conservador ‘Con mis hijos no te metas’ a la plaza Bolívar del Congreso, una zona que, durante años, ha sido restringida para manifestaciones sociales.

Los integrantes de este colectivo opositor al enfoque de género del currículo escolar pudieron entrar con sus pancartas y bocinas a este lugar gracias a la presión de la mayoría fujimorista en el Parlamento. En ese lugar encontraron a diversos legisladores sobre un estrado (Yeni Vilcatoma, Pedro Olaechea) y hablando a través de parlantes. Esta vez, las rejas de la plaza estaban abiertas.

PUEDES VER Subcomisión suspendió sesión por bulla de protesta de 'Con mis hijos no te metas'

Con el pasar de las horas, esta actividad generó gran congestión en la avenida Abancay y las calles aledañas del Centro de Lima, por lo que la Policía tuvo que detener el avance de los manifestantes, quienes en su mayoría eran evangélicos.

Tras ello, el congresista Julio Rosas se presentó en forma sorpresiva en la Comisión de Defensa para reclamarle al ministro del Interior, Carlos Morán, que siga permitiendo el ingreso de los manifestantes hasta la plaza Bolívar. Él estaba acompañado por Rosa Bartra, Karina Beteta y Tamar Arimborgo.

No obstante, Morán señaló que no podía hacer mucho porque la manifestación tenía autorización del presidente del Congreso, Daniel Salaverry.

PUEDES VER Fujimoristas llevan carta a Vizcarra de colectivo 'Con mis hijos no te metas' 

Mal precedente

Esto generó la respuesta de diversos legisladores. Por ejemplo, Tania Pariona (Nuevo Perú) subrayó que se ha cometido un “uso arbitrario” de la plaza. A su vez, Indira Huilca recordó que protestas de grupos sociales a favor de derechos ciudadanos y laborales, como las protagonizadas por los docentes, han sido duramente reprimidas y nunca han recibido estas garantías. 

Claves

- Tras este precedente, los legisladores Alberto de Belaunde y Carlos Bruce anunciaron que presentarán pedidos al titular del Congreso para que autorice que la próxima marcha del orgullo gay llegue hasta la plaza.

- Ayer, la ministra de Educación se reunió con miembros del colectivo protestante en Ayacucho para hablar del currículo.