La lucha de un transexual en Arequipa

La República
23 M05 2019 | 01:03h

PROYECTO. Bruno Montenegro ha presentado una iniciativa con la que busca que los nombres sociales de personas transexuales sean valederos dentro de la Universidad Nacional de San Agustín, y con esto evitar discriminación y maltrato

Arequipa. Cada día que ingresa al área de Sociales de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), Bruno Montenegro Mamani, tiene que explicarles a los vigilantes que es transexual.  A veces ellos no quieren dejarlo entrar. Piensan que es un farsante, su imagen física no coincide con la foto de su carnet universitario. 

Bruno es apartado a un costado mientras el personal de seguridad hace ingresar a los demás estudiantes. Una vez desocupados, escuchan a Bruno y él les expone sobre su identidad. Se considera un varón, pese a que nació mujer y en sus documentos figura con nombre femenino. Tras unos minutos, le permiten el paso para que pueda llegar a su escuela de Ciencias de la Comunicación. 

PUEDES VER: No se pueden vender tierras de Majes II por debajo de 200 hectáreas en Arequipa

Los sucesos más incómodos que vivió dentro de las aulas fueron con su asesor de tesis y otra con un docente que no le permitía firmar los trabajos con el nombre con el que estaba identificado. "Eso me afectaba psicológicamente, pese a que yo les explicaba continuaban llamándome por el otro nombre. Me deprimí mucho”, dice.

Una de las conversaciones que más recuerda es la que tuvo con uno de estos docentes. El educador le dijo que no podía llamarlo por otro nombre ni podía firmar sus trabajos con otro nombre porque en su lista figura con otra identidad y que él se estaba rigiendo a su reglamento. En ese momento Bruno pensó: "Entonces voy a cambiar el reglamento".  

Por ello, el 17 de mayo pasado, presentó un documento a la universidad pidiendo que se discuta en sesión de Consejo de Facultad el uso de "los nombres sociales". Estos son usados por personas transexuales de acuerdo a su identidad de género. Recién se hacen formales tras un proceso judicial y luego que la Reniec lo acepte. 

El documento fue ingresado con la firma de varios estudiantes de la universidad. Con ello, Bruno busca evitar la discriminación y el maltrato a personas trans en la casa de estudios. 

PUEDES VER: Policías guardaban las espaldas de banda criminal

El reglamento que presenta quiere modificar la identidad de las personas transgénero sólo en documentos de identificación que le pertenecen a la universidad, tales como el carnet de biblioteca, el nombre consignado en las listas de alumnos en el sistema y otros, mas no documentos como los títulos profesionales o similares. 

Está basado en el reglamento que presentó hace poco el grupo Reforma Trans de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y que también fue basado en un modelo europeo. "Este reglamento fue aceptado en la PUCP y es una universidad católica, por qué no puede aceptarse también en una universidad arequipeña", dice. 

Bruno recalca que lo que está impulsando no es una lucha personal, sino algo que beneficiará a quienes son transexuales y no afectará en nada a los demás estudiantes.