Puno: Pacientes sin atención en hospital de Azángaro

La República
22 M05 2019 | 01:07h

Protestas. Médicos paralizan en solidaridad con trabajadores CAS impagos hace tres meses. MEF no efectúa la transferencia. Para hoy continuará la medida de lucha, esperan instalar una mesa de diálogo.

Puno. Un grupo de trabajadores, nombrados y contratados, en horas de la mañana, tomó las instalaciones del hospital Carlos Cornejo Rosselló Vizcardo de Azángaro en solidaridad con 114 profesionales —entre médicos, enfermeros, obstetras y administrativos por la modalidad de CAS—, que se encuentran impagos desde hace tres meses.

La medida de lucha de 48 horas es en contra del director de la Red de Salud de Azángaro, Edison Paredes Mamani, quien no gestiona los pagos a los 114 trabajadores, según informó el dirigente del Sindicato de Trabajadores del Sector Salud, Guido Machaca.

PUEDES VER: Puno: Alumnos de la UNA se enfrentan en medio de toma de locales por campeonato deportivo [VIDEOS]

Los trabajadores impagos se encuentran laborando en diferentes establecimientos de salud del ámbito de la Red de Salud Azángaro. Con la toma de las instalaciones del hospital de Azángaro, se suspendió la atención en consultorio externo. 

"Desde hace tres meses, nos están engañando con nuestros pagos", dijo uno de los huelguistas.

Por su parte, el titular de la Dirección Regional de Salud de Puno, Ronald Chata, dijo que el presupuesto para el pago de estos trabajadores CAS se encuentra congelado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

PUEDES VER: Puno: Dictan cadena perpetua para hermanos que asesinaron a exalcalde de Arapa

"Tengo entendido que se hicieron gestiones para tramitar el pago; sin embargo, falta un sello en un documento del MEF para realizar la transferencia a la Red de Salud de Azángaro", dijo el funcionario. 

Los servicios de consultorio externo se suspendieron con esta medida de protesta; sin embargo, el servicio de Emergencia y áreas críticas vienen atendiendo al público. Para hoy continuará la medida de lucha. Se espera instalar una mesa de diálogo entre los huelguistas y las autoridades del sector salud.