Odisea de una mujer antes de ingresar a un penal peruano

La República
h

Revisión. Deben quitarse la ropa cuando en otros países hay tecnología que detecta el camuflaje de algunos objetos prohibidos: por ejemplo, droga, chips de celulares y otros artefactos.

Llegué a un pequeño cuarto con paredes oscuras y dos puertas; una de ingreso y otra de salida. Debo quitarme la ropa interior y hacer sentadillas (un ejercicio flexionando las piernas) hasta que la guardia parada al frente se convenza que no llevo objetos introducidos en mis partes íntimas. Mientras tanto, se escuchan golpes en la puerta. Es otra visitante que tiene que pasar por revisión. Detrás de ella hay una larga fila que debe pasar por lo mismo.

Horas antes, en la fila de ingreso al penal de Socabaya, fui advertida: “Hay algunas a quienes desnudan y las hacen saltar”, contaba una mujer. Pensé que exageraba. El reglamento de seguridad del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) no habla de este procedimiento, pero sí de poner un énfasis en una parte particular de la anatomía femenina; su artículo 101 establece que se debe revisar de forma exhaustiva “las partes íntimas de mujeres”. La razón, órganos femeninos facilitan el camuflaje de "artículos prohibidos". 

PUEDES VER: Arequipa: durante requisa en penal de Socabaya reos fueron sorprendidos con celulares [VIDEO]

A diferencia de los hombres, ellas están obligadas a usar falda y sandalias para ingresar - ¿Cuál es el objetivo de esta regla? – se lo pregunto al jefe del Inpe en Arequipa, Edwin Salazar Álvarez. Señala que en las costuras y bolsillos de los pantalones se pueden esconder objetos y con esta vestimenta es más fácil no confundirlas con los internos.

Entonces, ¿en las costuras de los pantalones de hombres no se puede ocultar objetos prohibidos? ¿Y no les preocupa que cuando haya visita de varones los confundan con los reos? – se le replica al director. Señala que así lo establece el reglamento.

Sin embargo, para el abogado especialista en derechos humanos, Diego Sánchez, estas normas son discriminatorias. Recuerda la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos impuesta en contra del país por el caso del penal Castro Castro y la operación Mudanza de 1992. Uno de los puntos del fallo señala que el hecho de que las prisioneras estuvieran obligadas a ir al baño en compañía de un oficial varón y ser sujetas a “inspecciones vaginales” casi públicas constituía no solo una violación de la dignidad personal, sino también violencia sexual.

Hay diferencia entre ambos casos, en Socabaya quienes realizan la inspección también son mujeres, sin embargo, el abogado señala que se debe revisar estos protocolos y prohibiciones para evitar discriminación y violaciones a los derechos humanos.

PUEDES VER: Incautan 22 celulares durante requisa en penales de Arequipa y Tacna [FOTOS y VIDEO]

El otro lado de la moneda

Al siguiente miércoles de visita, los agentes del Inpe detuvieron a una joven de 23 años que intentó ingresar droga al penal en su axila y partes íntimas. Luego, durante una requisa, se encontró 5 celulares con chip, 7 baterías de móvil, 4 cargadores artesanales y 2 audífonos hands-free en las celdas del pabellón C3.

El problema es que no hay voluntad política para mejorar la situación de los penales. Saulo Peralta, otro abogado especialista, advierte que en Socabaya no hay paletas de detección de metal o escáneres corporales. Las revisiones se realizan de la misma forma desde que se inauguró el penal.

Hay necesidades mayores, como el hacinamiento de los presos, que no tienen donde dormir, señala Peralta. Cuando el penal se construyó, tenía una capacidad de 667 reos pero hoy duplica la cifra. 

PUEDES VER: Apoyaron en campaña de Omar Candia y ahora trabajan en municipio de Arequipa

Omisiones al reglamento

Las personas que visitan a los internos deben tolerar también estar en una larga fila por 2 horas para poder ingresar y ser víctima de la arbitrariedad de personal del Inpe, que inventa normas que no están en su reglamento. Por ejemplo, señalan que no se puede ingresar con prendas de color negro, eso no establece su reglamento aprobado por la resolución 003-2018.

El mismo indica que las frutas que se pueden ingresar son manzanas, peras, naranjas, mandarinas melocotón, entre otras. Pero no se deja ingresar manzanas por ser el insumo de la chicha de la cárcel. Aunque en la fila se escucha que si te toca una agente buena, te puede dejar pasar con la fruta.

En el 2016 se emitió un nuevo reglamento de seguridad, pero fue suspendido porque no se cumplió con su consulta antes de la publicación. Se regresó al reglamento del 2003. Desde esa fecha no hay ninguna revisión a estas políticas.