Suspenden alza de tarifa de agua en Tacna tras paro

Agua. Dirigentes esperan que hoy directorio de EPS Tacna apruebe suspensión. Alrededor de cinco mil protestaron contra alza. Un sector desconfía de acuerdos. 

Agua. Dirigentes esperan que hoy directorio de EPS Tacna apruebe suspensión. Alrededor de cinco mil protestaron contra alza. Un sector desconfía de acuerdos. 

La Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento (EPS) Tacna, a través de sus funcionarios, se comprometió ayer a suspender el alza de la tarifa del agua potable mientras se lleve adelante la revisión del reajuste de tarifas aprobado a finales de 2018. Ayer se cumplió las 48 horas de paralización regional.

Se estima que cinco mil personas se movilizaron hacia las puertas de la EPS Tacna para protestar contra el “tarifazo”. Una comisión, integrada por representantes de la sociedad civil, convocó a la paralización, que tuvo el respaldo fundamental de los sectores de comercio y transporte urbano.

Mientras afuera de la EPS protestaban, en el interior desde las 8:20 horas el gobernador regional Juan Tonconi, el alcalde de la provincia de Tacna, Julio Medina, y la comisión de dirigentes discutían una solución a los reclamos de la ciudadanía. 

Pasado el mediodía, por fin se tuvo una respuesta. El gerente de la EPS Tacna, Justo Sarmiento, el director de la EPS, Manuel Alvarado Contreras, y otras once personas firmaron un acta donde se acordó la suspensión. Prometieron que hoy el directorio de la EPS se reuniría para aprobar esa suspensión

El gobernador regional señaló que la suspensión al alza estará vigente hasta que la EPS Tacna y la sociedad civil presenten una nueva propuesta técnica ante la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass). Fue este organismo el que aprobó a finales de 2018 el reajuste tarifario de la EPS, el cual consiste en dos incrementos durante cinco años: el primero de 14.8% y el segundo de 11% (en el tercer año).

 Además de ello, las autoridades acordaron que instalarían dos mesas técnicas de trabajo, la primera con el Ministerio de Vivienda y la segunda con la EPS

El vocero del sector comercial (mercadillos), Richard Blanco, aclaró que el plazo para ejecutar los acuerdos es de diez días. De no cumplirse estas promesas, se podría dar un paro indefinido.

Acuerdo no vinculante

Los manifestantes se reunieron en el Paseo Cívico de la ciudad para esperar a la comisión negociadora. Al oír los resultados, un grupo mostró su decepción. Reclamó que la consigna era la nulidad del tarifazo y el retiro de los integrantes del directorio que en 2018 no hicieron nada por detener el alza. 

El encargado de la Oficina de la Defensoría del Pueblo, Edward Vargas Valderrama, detalló que la suspensión o nulidad de la nueva tarifa del agua depende de la Sunass. 

Estuve en la reunión de autoridades y dirigentes y les advertí ello. Aunque lo que les dije no gustó, hay que ser claros y diferenciar entre lo que es un acuerdo de buena voluntad y los mecanismos que la ley exige", aclaró Vargas.

También felicitó la unidad de la ciudadanía, la cual después de varios años tomaba conciencia del valor del agua. Vargas relató que los representantes de la ciudadanía insisten que el alza es del 50%, mientras que la EPS se mantiene en que es de un 14.8%. 

Las familias que consumen más de ocho metros cúbicos de agua mensuales son quienes más han sentido el reajuste tarifario de este recurso vital. "Es necesario difundir y aclarar cómo se da el reajuste", concluyó.

Paralización dejó pérdidas económicas

El presidente de la Aju Zotac (zona comercial), Luis Chino Vargas, detalló que el 100% de las 47 asociaciones de comerciantes acató el paro de 48 horas. Las pérdidas económicas para la zona comercial son incalculables. Este sector respaldó el paro, pues son los más afectados con el alza.   

En el distrito de Gregorio Albarracín se presentaron intentos de saqueos por parte de algunos manifestantes. Ocurrió en el cruce la avenida Los Molles con la calle Raúl Porras. En el Cercado también se registró gresca. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO