Enfermedades que matan en invierno

Peligro. La neumonía y las IRAS son la principal causa de muertes en invierno. Muchos pacientes no se atienden a tiempo, lo que agrava el mal

Peligro. La neumonía y las IRAS son la principal causa de muertes en invierno. Muchos pacientes no se atienden a tiempo, lo que agrava el mal

Hasta febrero de este año, seis personas fallecieron en la región Arequipa a causa de la neumonía. Casi tres meses después, la cifra se ha cuadriplicado (24). Esta situación causa preocupación en el sector salud.

El jefe de Epidemiología de la Gerencia Regional de Salud, Jorge Velarde, señala que los primeros seis fallecidos eran adultos mayores, quienes no se atendieron oportunamente y llegaron a los hospitales con neumonía muy avanzada. “Muchas veces sucede por el desconocimiento de ellos o el desinterés por no querer atenderse pensando que es algo pasajero”.

Pero, ¿cómo poder diferenciar un resfriado normal de una enfermedad peligrosa?

El neumólogo del hospital Honorio Delgado, Edgar Arróspide Villa, explica que las enfermedades comunes que producen muertes en esta temporada de invierno son las neumonías y las infecciones respiratorias agudas superiores (IRAS).

Las IRAS pueden ser altas o bajas, el punto medio es la laringe (cuerdas vocales). De la laringe hacia la cabeza, una persona puede comenzar teniendo una fuerte gripe, fiebre, catarro, dolor de garganta y pasar a otras enfermedades producto de virus más fuertes como la faringitis (inflamación de la mucosa que reviste la faringe), bronquitis (inflamación del revestimiento de los conductos bronquiales) o la rinofaringitis aguda (infección de las vías respiratorias que afecta a la faringe y a las cavidades nasales). Incluso puede comenzar con una otitis (dolor en oídos).

En tanto, las IRAS bajas son todas aquellas enfermedades que se dan de la laringe hacia abajo, sobre todo en los pulmones y en los bronquios.

De influenza a neumonía

En un caso de influenza, los síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza muy fuerte y tos constante. Esto, al punto de postrarte en cama, sin fuerzas para levantarte. 

La influenza puede avanzar también en cuatro días y terminar en una neumonía o en meningitis (inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal), sobre todo en niños menores de cinco años, adultos mayores, personas que tengan pocas defensas o aquellas que ya tuvieron alguna enfermedad grave.

Cuidado con contagiarse

Estas enfermedades pueden contagiarse mediante el tacto, cuando agarras alguna cosa que un enfermo tocó o incluso cuando le das la mano; también, cuando un enfermo estornuda cerca tuyo. En esta temporada, son comunes estas enfermedades porque el frío produce un cambio en el cuerpo, perdemos defensas y aumenta nuestro proceso respiratorio.

“Con un resfriado común, puedes realizar tus actividades normales, pero la influenza e IRAS te dejan postrado”, añade el neumólogo Edgar Arróspide.

A tener en cuenta

El jefe de epidemiología, Jorge Velarde, recomienda a las personas evitar cambios bruscos de temperatura, como salir a la calle sin abrigo o quitarse la chompa. Evitar tomar bebidas heladas también aportará.

Para los padres, llevar a sus hijos a vacunarse contra la influenza en cualquier centro de salud

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO