Asesino de niñas en Andahuaylas asegura que le "pagaron y lo obligaron"

Redaccionlr
12 05 2019 | 21:00h

El exmilitar Michael Oscco Quispe, de 21 años, confesó haber violado y estrangulado a dos menores de 10 y 11 años. Por ello, una turba atacó la comisaría de Andahuaylas y casi es linchado por los pobladores. 

En Andahuaylas (Apurímac), dos niñas de 10 y 11 años fueron abusadas sexualmente y asesinadas a manos de un sujeto identificado como Michael Oscco Quispe, de 21 años.

El hecho generó gran indignación que cientos de pobladores de Andahuaylas, quienes llegaron a la comisaría donde estaba el agresor y hubo enfrentamientos con los efectivos policiales.

Las menores tenían una semana de desaparecidas.

Una de ellas había salido de su casa para vender gelatinas, pero nunca regresó. Cámaras de seguridad de la zona captaron que ella era seguida por Oscco Quispe, quien la interceptó y luego se la llevó con engaños.

PUEDES VER Arrestan a joven que apuñaló por la espalda a su novia con un vidrio

Su padre encontró el cuerpo de su hija de 11 años el sábado por la tarde, debajo de un montículo de piedras en el cerro Huayhuaca. Efectivos de la PNP y peritos del Ministerio Público acudieron al lugar para el levantamiento del cadáver.

Según criminalística, la menor había sido degollada días antes y presentaba signos de haber sido abusada sexualmente.

PUEDES VER Ministerio Público pidió prisión preventiva para el hombre que atropelló a su hermana embarazada en S.J.L.

En la mañana del domingo, Michael Oscco Quispe , quien es un exmilitar, fue capturado por la Policía. En su intervención confesó ser el autor intelectual de los crímenes. Con resguardo policial, guió a los efectivos hasta el lugar donde había enterrado el otro cuerpo. El sujeto señaló que tuvo un cómplice y que a él lo obligaron.

El cuerpo de la niña de 10 años fue encontrado ayer. La menor estaba desaparecida desde el 8 de mayo y también habría sido violada y degollada.

Hay 14 policías heridos

El crimen despertó a una turba que atacó la comisaría de Andahuaylas. Los pobladores arrojaron piedras, palos a los policías y exigieron que el asesino sea liberado para hacer justicia con sus propias manos.

PUEDES VER Chiclayo: condenan a vigilante por asesinar a su pareja

Ante esta situación, efectivos de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales (Diroes), así como del Cusco y Abancay, tuvieron que trasladarse hacia la ciudad de Andahuaylas para reforzar la seguridad del complejo policial.

El Ministerio del Interior (Mininter) informó que 14 policías resultaron heridos por la turba. "Se hace un enérgico llamado a la población a deponer estas actitudes violentas, pues la Policía cumplió con su deber de detener al presunto asesino y no permitirá que se ejerza la justicia por mano propia", exhortó el sector en redes sociales.

PUEDES VER SJL: Identifican a mujer cuyo cuerpo fue hallado carbonizado dentro de un cilindro

Al llegar al cerro Huayrapata, centenares de vecinos se abalanzaron sobre Oscco Quispe e intentaron lincharlo y matarlo. El sujeto quedó ensangrentado y fue llevado a la comisaría en medio de fuertes de medidas de seguridad.

Uno de los familiares de la menor de diez años indicó que cuando iniciaron la búsqueda no contaron con la ayuda suficiente de la Policía.

"Cuando quisimos apoyo, nadie vino. Ahora miren la cantidad de policías que están aquí para defender a los rateros, a los asesinos", increpó el familiar.

PUEDES VER Novia de "Chiquito" Flores revela el calvario que vivió e implora por justicia

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) se pronunció sobre este caso. Un abogado y una trabajadora social del Centro Emergencia Mujer (CEM) de Talavera brindan apoyo legal y contención emocional a los familiares de las niñas asesinadas.

"Estamos en coordinación con las autoridades policiales y fiscales. ¡Solicitaremos detención preliminar y máxima sanción", expresó el MIMP.

A su vez, la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, se manifestó sobre este horrendo crimen, calificándolo de feminicidio. Ella aclaró que pedirá la máxima pena para este sujeto.

Los niños y adolescentes corren riesgo en el Perú. El 76% de las víctimas de violación sexual en el Perú son menores de edad, según un estudio del Programa de Investigaciones Criminológicas y Análisis Prospectivo del Ministerio Público del periodo 2013-2017. El abuso se comete en casa del agresor y la casa de la víctima. Hay que cuidarlos.

La clave

- El 60% de los niños víctimas de abuso sexual tienen entre 13 y 17 años, según un estudio del Ministerio Público. Este delito tiene como 100% de imputados a un hombre.

Video Recomendado