Ofertas sexuales se esconden en las redes sociales

La República
10 M05 2019 | 05:15h

Policía captura a Roger Jonathan Santamaría García (22) quien captaba a jóvenes mujeres para prostituirlas y ofertarlas vía páginas web, Facebook, WhatsApp y Twitter. Fue sorprendido en un centro comercial de Lima norte.

“La prostitución es un negocio y con los avances de la tecnología creció muchísimo. Es imposible identificar quién está detrás de un usuario de Twitter o lograr que se dé de baja, incluso en los casos más explícitos como los que utilizan en Facebook o WhatsApp nombres de usuarios referentes a servicios sexuales. Este es el gran problema de Internet y esta gente juega con eso”, asegura un oficial de la División de Investigación de Trata de Personas.

En Lima, cada vez son más los usuarios de Twitter y Facebook con perfiles eróticos que ofrecen servicios sexuales en redes sociales.

PUEDES VER: A 300% se eleva cifras de víctimas venezolanas de trata de personas

Uno de ellos era Róger Jonathan Santamaría García (22) quien fue capturado por los agentes de la Dirincri, acusado de captar a jóvenes a través de redes socialea para luego ofertarlas en el servicio sexual, hecho realizado a través de páginas web y de terceros.

La tarde del jueves los investigadores tuvieron conocimiento que Fátima L.M. (19) había sido captada a través de Facebook y WjatsApp por un sujeto conocido como ‘Roger’ a quien ofreció trabajo y la citó en el centro comercial Lima Plaza Norte.

Luego del primer contacto la fotografió en prendas íntimas y empezó a ofertarla a diversos clientes vía redes sociales.

PUEDES VER: Madre de Dios: Fueron rescatadas 44 víctimas de trata de personas en La Pampa

Esa misma tarde Rogger Santamaría fue detenido y acusado por delito contra la libertad (proxenetismo). Al ser interrogado en forma preliminar confirmó el trabajo de captar a muchachas que luego eran ofertadas a través de las páginas web ‘foto kinesiólogas’, ‘photokines’, entre otras.

Este último trabajo, dijo, era realizado por un sujeto conocido como ‘Fabricio’, quien le proveería de ‘clientes vip’ por la suma de 150 soles.

“En los últimos años, Internet se convirtió en ‘una herramienta poderosa’ para quienes están detrás de este negocio, en el que no solo hay hombres y mujeres sino también redes de trata’, aseguró un oficial.

Video recomendado