Quirquinchos eran vendidos como souvenirs en Feria de Alasitas de Puno

Fatima Sanchez
9 M05 2019 | 08:50h

Puno. Inspectores encontraron dos quirquinchos en la tradicional feria donde se ofertan objetos en miniatura. También hallaron plumas de suris. Ambos animales andinos se encuentran en peligro de extinción.
 

Como si se trataran de souvenirs, comerciantes de la Feria de Alasitas de Puno ofertaban a vista y paciencia del público, especies en peligro de extinción disecadas. Durante un operativo autoridades decomisaron los animales y realizan los trámites para sancionar a los irresponsables vendedores de estos. 

Personal del Ministerio de Agricultura y Riego en coordinación con el Departamento de Medio Ambiente, la División de Investigación Criminal (Divincri), Policía y Fiscalía, realizaron una visita inopinada a la tradicional Feria de Alasitas para verificar las condiciones bajo las cuales se estaba llevando la actividad que todos los años reúne a cientos de puneños

PUEDES VER: Exigen a Devida verdaderos productos alternativos en Puno

Durante la inspección encontraron dos quirquinchos o armadillo andino, cuatro plumas de suri o avestruz andina y dos sapos que habían sido disecados sin ningún tipo de reparo. Asimismo, hallaron 45 kilos de palo santo, una especie que crece en los bosques secos y que está catalogada en situación de “peligro crítico”. Estos eran expendidos en stands donde también se ofertaban artesanías y objetos en miniatura, que son la principal atracción de la Feria de las Alasitas. 

Ante el hallazgo, el Minagri hizo un llamado a la conciencia de los comerciantes y artesanos de Puno para erradicar la caza furtiva y posterior venta de especies en peligro de extinguirse. Además, advirtieron que por tratarse de actividades ilegales, los infractores podrían ser sancionados con multas de hasta 5 mil Unidades Impositivas Tributarias. 

Como se sabe, en el Perú se popularizó la venta del quirquinchos o armadillo andino debido a su uso en rituales de “limpia” o para confeccionar instrumentos musicales como el charango. Pese a los esfuerzos de las autoridades, son cada vez menos los ejemplares de este animal que vive en Puno. De continuar esta situación, esta especie podría desaparecer para siempre.