Daniel Marcelo: “Pedido para que intervenga el Ejército no es un capricho”

Eduardo Gomez
7 M05 2019 | 03:23h

Daniel Marcelo Jacinto. Alcalde de Trujillo sustentó ante Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha contra las Drogas del Congreso, el D.Leg. 1095.

¿Cuáles son los argumentos que justifican la intervención del Ejército en la seguridad ciudadana?

Creo que el mayor argumento son los datos que tenemos de cómo está Trujillo, de cómo ha recrudecido la violencia. En los cuatro primeros meses del 2019 hemos cerrado con más de 40 asesinatos. Solamente en Trujillo. Durante el año 2018 se registraron 88. Así como va la tendencia vamos a terminar con cerca de 200 a fin de año. Y creo que nosotros como autoridades estamos obligados a levantar nuestra voz frente a esta ola de violencia.

Esta es una exigencia que viene desde cuando era alcalde distrital de La Esperanza y no fue atendida en aquel entonces por el gobierno de Ollanta Humala. ¿Por qué cree que ahora le harán caso?

Venimos desde el año 2012 reclamando se aplique el decreto legislativo (n.º 1095). Que no es un capricho. La misma Policía ha reconocido el déficit de agentes que tiene. A nivel nacional hay un déficit de 30,000 policías. A ello hay que sumar la falta de logística. El año pasado el general PNP César Vallejos, antes de irse de La Libertad, reveló que el 30% de su unidad operativa (unos 400 vehículos) no servía. ¿En esas condiciones vamos a luchar contra la violencia que vivimos? Es imposible. Todos los artículos del decreto legislativo son contundentes, el 4 y el 23, que señalan que cuando la Policía se vea rebasada –y en este caso lo ha rebasado la violencia–, el Ejército puede intervenir. Vamos a pedir que el D.Leg. se aplique durante 90 días.

Tiene que haber previamente una declaratoria de estado de emergencia.

Claro.

El artículo 4.2 habla de proporcionar apoyo a la Policía Nacional previa declaratoria de emergencia para restablecer el orden interno ante otras situaciones de violencia. El 4.3 habla de dar apoyo a la Policía en caso de tráfico ilícito de drogas, terrorismo o protección de instalaciones estratégicas para el funcionamiento del país, servicios públicos esenciales y en los demás casos justificados cuando la capacidad de la Policía sea sobrepasada.

Si la Policía carece de recursos, ¿por qué permitir más muertes? Yo no sé por qué han satanizado tanto el tema del Ejército. Este patrullaje integrado o de fuerzas combinadas ya viene operando en el Vraem (Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro) desde hace varios años, ya viene operando en la minería informal con resultados positivos. En los cinco últimos años, en el país, 2,300 personas han perdido la vida como consecuencia de la violencia criminal, las extorsiones y el sicariato; y en el Vraem, por narcoterrorismo, el promedio al año es de 23 fallecidos. Son cifras oficiales.

Celo en la PNP

¿Por qué cree que hay resistencia en el Gobierno para no dar luz verde a la intervención del Ejército?

Lo que pasa es que hay celo en la Policía.

Incluso el ministro del Interior, Carlos Morán, ha sido claro en que el control del orden interno le corresponde a la Policía.

Dice que no es el momento de que el Ejército intervenga. Yo le digo al ministro que sí es el momento. No puede seguir muriendo más gente.

El Decreto Legislativo 1095 se dio en el segundo gobierno aprista...

Claro, en el 2008, cuando Jorge del Castillo era primer ministro. Incluso, recuerdo que en la campaña presidencial del 2016, el Partido Aprista planteaba que el Ejército salga a patrullar. Trujillo se desangra. Para mí los soldados están preparados para patrullar en las calles, lo único que falta es que tengan la oportunidad. Ellos cuidan las zonas fronterizas. Mire, en el año 2016 el general de las Fuerzas Armadas Cabrera salió a decir: “Ya hemos derrotado al narcoterrorismo, ahora podemos derrotar a la violencia”. El presidente Martín Vizcarra está preocupado en las encuestas y esta medida puede ayudarlo a subir su popularidad.

¿Espera tener el apoyo de los congresistas liberteños?

Quienes han ayudado para ir a la comisión son Rosa Bartra y Richard Acuña.

De otro lado, algunos regidores se han pronunciado en contra de su próximo viaje a Alemania. Hace poco estuvo en Brasil.

A la única concejal que no le ha gustado se apruebe mi viaje (para recibir un premio sobre movilidad urbana) es a Olga Cribilleros.

Video recomendado