Migraciones responde a madre que denunció discriminación a niño con discapacidad severa

Milagros Berrios
6 M05 2019 | 14:08h

Menor con parálisis cerebral perdió vuelo por supuestas irregularidades que dilataron trámite de su pasaporte. Necesita ser operado en México.

Luego de que una madre de familia denunciara un presunto acto de discriminación de personal de la Superintendencia Nacional de Migraciones contra su hijo con discapacidad severa en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, el ente público respondió a su reclamo.

El lunes 27 de abril, Rossana Zelaya Romero y su hijo de 11 años, con parálisis cerebral y ceguera total, llegaron al aeropuerto con la esperanza de partir a México para que el menor se sometiera a una esperada operación a las caderas. Sin embargo, durante el trámite para obtener el pasaporte electrónico del menor, según la madre de familia, se cometió una serie de irregularidades que dilataron el procedimiento y provocaron que pierdan el vuelo.

Entre las presuntas faltas está que una funcionaria de Migraciones exigió fotografías del menor con los ojos abiertos, pese a su discapacidad visual, así como huellas digitales cuando apenas puede estirar los dedos de las manos.

PUEDES VER Niño pierde vuelo por presunta discriminación de Migraciones

Otro cuestionamiento está referido a que se le solicitó su tarjeta de embarque, pese a que la madre de familia había presentado la copia del boleto aéreo, vouchers de pago y otros documentos, y había pedido agilizar el proceso por la condición y las dolencias de su hijo. "Le expliqué que era un vuelo económico, por lo que el papel me lo darían a las 4:30 a.m. Le pedí que aprovecháramos para avanzar el trámite porque las dolencias de mi hijo lo vuelven irritable, pero insistía en que no lo haría sin la tarjeta. Mi vuelo salía pasadas las seis", dice Rossana. Esto último fue notificado en el libro de reclamaciones de Migraciones.

Pues bien, a través de una carta, la responsable del libro de reclamaciones de la agencia descentralizada del aeropuerto Jorge Chávez señala que en esa sede se realizan trámites solo para “casos de urgencia” y se atiende a ciudadanos de acuerdo a la orden de llegada y en respeto a la atención de los usuarios con atención preferencial. “Dentro de las actividades contenidas para el procedimiento está que el operador debe requerir la presentación del boarding pass o check in con los datos del ciudadano”, agrega.

También señala que la servidora involucrada informó que “se le solicitó todos los requisitos que amerita dicho trámite; sin embargo, (Rossana Zelaya) mostró incomodidad por no cumplir con todos los requisitos para el trámite de emisión del pasaporte”.

Finalmente, la carta concluye que “la servidora realizó sus funciones de acuerdo a lo establecido por esta subgerencia de registros de nacionales a fin de brindar una atención de calidad”.

Cuando se conoció el hecho Migraciones lamentó lo sucedido y anunció el inicio de acciones administrativas. También informó que mientras duren las investigaciones, la operadora ha sido retirada de la oficina ubicada en el aeropuerto Jorge Chávez.

En tanto, Rossana y su hijo se han quedado sin la operación coordinada y solventada durante dos años, la cual le permitiría al menor sentarse con cierta comodidad.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo ya ha advertido la necesidad de implementar protocolos y capacitaciones para una atención preferente a personas con discapacidad.