Inspectores de transporte controlarán que autos no excedan velocidad en Damero de Pizarro 

Ruth Castro
3 M05 2019 | 11:08h

Los conductores que infrinjan esta medida recibirán un acta educativa que indicará la falta y multa de S/ 756 soles por no respetar los límites de velocidad

A partir de este viernes, un grupo de inspectores de la Municipalidad de Lima recorrerán las calles del Damero de Pizarro del Cercado de Lima, con ayuda de cinemómetros, para controlar que los vehículos no excedan la velocidad de 30 kilómetros por hora (kn/h) establecidos mediante resolución. 

Se espera que a través de la campaña preventiva "Respeta la Zona 30", los conductores tomen conciencia sobre la velocidad con la que transitan. De no ser así, los infractores recibirán un acta educativa que indicará la falta y multa (S/ 756) por no respetar los límites. Cabe precisar, sin embargo, que se trata de una advertencia pues el cobro de esta no será efectiva.

PUEDES VER Grandes y chicos disfrutan del programa Al Damero de Pizarro sin Carro [FOTOS]

A partir de la segunda quincena de mayo se iniciarán los operativos de fiscalización y de control de velocidad en coordinación con la Policía Nacional del Perú, así como la imposición de sanciones efectivas.

Los agentes constatarán que los conductores cuenten con brevete y que los vehículos tengan vigente el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), el Certificado de Inspección Técnico Vehicular (CITV) y su tarjeta de propiedad. 

Las acciones de sensibilización se harán en plan vía pública y reflejará los buenos hábitos de manejo, el uso del crucero peatonal y el respeto de las veredas y espacios exclusivos para transeúntes.

PUEDES VER  Alistan aplicativo municipal para 78 mil taxis de Lima

Estas intervenciones no solo permitirán aumentar la seguridad de los transeúntes, sino también mitigar los niveles de ruido, reducir los gases contaminantes de los autos y promover el uso de transporte sostenible como la bicicleta.

¿Qué es la "Zona 30"?

Forma parte de un plan municipal para recuperar las calles en el Centro Histórico de Lima. Gracias a este se dio inicio al ensanchado de las veredas y la transformación de diversos jirones ubicados alrededor de la Plaza Mayor, en el Cercado de Lima.