Corredor Morado: 17 vehículos informales fueron llevados al depósito [VIDEO]

La República
2019 M05 3 | 13:34 h

Choferes pusieron resistencia a la autoridad e incluso uno de ellos amenazó al conductor de la grúa, en San Juan de Lurigancho.

La Municipalidad de Lima realizó un operativo en San Juan de Lurigancho, donde encontró que varios vehículos ofrecían el servicio de transporte público de forma irregular. Uno de los conductores intervenidos reaccionó de forma agresiva, mientras que otro impidió que los pasajeros bajen de la unidad.

En total fueron 17 carros enviados al depósito, por movilizarse informalmente en el Corredor Morado. Durante la fiscalización, el encargado de la grúa fue amenazado por un taxista que se trasladaba con el certificado de operaciones vencido. El sujeto mostró su furia contra el trabajador e intentó intimidarlo aproximándose a él por la ventana.

PUEDES VER Alistan aplicativo municipal para 78 mil taxis de Lima

Otro se negó a dejar bajar a sus pasajeros, con el fin de impedir que su vehículo fuera llevado al depósito. Se trata de un bus de la empresa Patrón San Sebastián, conocida como ‘La 50’, que circulaba fuera de su ruta. En su afán por evitar la sanción, el conductor detuvo la unidad en medio de la pista, a la altura de la cuadra 1 de la avenida Próceres de la Independencia.

De este modo, obstaculizó el tránsito y no quiso entregar sus documentos a la autoridad. Según los funcionarios, desde junio del 2017 “tienen permiso pero solo podían ir hasta Abancay con Montevideo, al llegar ahí deben dar la vuelta”.

Luego de algunos minutos, con el apoyo de la grúa de Protansporte, el carro fue llevado al depósito municipal y se impuso una multa de S/ 4.200 correspondiente a la falta N°14 del Reglamento de Transporte. La labor contó con la participación de 35 inspectores municipales y 40 policías. 

PUEDES VER Jorge Muñoz: solo 60 buses del Metropolitano tienen aire acondicionado 

Las otras unidades internadas son cústers que circulaban sin autorización por el Corredor Morado, así como automóviles particulares que realizaban taxi colectivo. Fueron multadas con S/ 16.800 y S/ 2.100, respectivamente.

También se sancionó a conductores de transporte público cuyos vehículos no tenían los documentos necesarios para brindar el servicio, como el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) y la revisión técnica, o que circulaban sin extintores y botiquín, poniendo en riesgo la vida de los pasajeros.