Chimbote: anciano de 99 años no descansa ni en el Día del Trabajo

Abraham Ibanez
1 May. 2019 | 17:04h

Lleva más de seis décadas limpiando nichos en el cementerio de la ciudad. Se ha convertido en un personaje querido en el campo santo Divino Maestro.

 

Don Martín Enríquez Zevallos a sus 99 años, se ha convertido en un personaje querido en el campo santo Divino Maestro de Chimbote. En el Día del Trabajo lo encontramos limpiando nichos, oficio que realiza desde hace más de seis décadas y con el que ha hecho profesionales a sus cinco hijos que hoy viven en el extranjero.

“No puedo decir que el cementerio es como mi casa, pero aquí trabajo de domingo a viernes, limpio nichos, lápidas y espero la voluntad de los deudos, me dan mi propina y con ese dinero y con la ayuda de Dios he logrado sacar adelante a mis cinco hijos que hoy son profesionales y viven en el extranjero”, contó.

PUEDES VER Trujillo: en violentos asaltos disparan a empresario y cobrador

Este hombre de casi 100 años lleva una rutina muy particular, se acuesta muy temprano, pero a la 1:00 a.m. está de pie. A esa hora empieza a leer su biblia y luego ora a Dios. Al término de su devocional duerme nuevamente y a las 9:00 a.m. está en la puerta del cementerio con su bastón y una escalera para iniciar su labor.

“Los pabellones del cementerio son de dos metros y medio, coloco mi escalera y subo con cuidado por mi edad, limpio los nichos con mucho respeto por el fallecido y sé que Dios me protege. Mis hijos me apoyan, pero yo he realizado este trabajo toda mi vida y siento que todavía tengo las fuerzas para seguir haciéndolo”, mencionó.