Arequipa: Detectan desnutrición y anemia en Secocha

La República
24 04 2019 | 01:04h

Población que vive en zona de minería informal está expuesta a contaminación y otros efectos de la pobreza. Se dio cuenta de la frágil salud de los niños y mujeres embarazadas de la zona.

Secocha se ha convertido en uno de los principales puntos de desarrollo de la minería informal en la región de Arequipa. En este centro poblado, ubicado en el distrito de Nicolás Valcárcel, provincia de Camaná, abunda el oro, pero faltan agua, centros de salud y la presencia de otras entidades del Estado

Inicialmente, este lugar, ubicado a dos horas de Camaná, era una zona dedicada a la producción agrícola. A partir de los años 90, la fiebre del oro empezó a infectar esta zona. Se dividió en dos, Secocha baja, dedicada a la agricultura, y Secocha Alta, donde se desarrolla la actividad extractiva, con los más bajos estándares de calidad ambiental

PUEDES VER: Jefe de Coresec del GRA fue condenado a prisión por cobrar una coima en Arequipa

Ayer, un conjunto de autoridades acudió al lugar para realizar una sesión descentralizada, durante la semana de representación del congresista Sergio Dávila

Se dio cuenta de la frágil salud de los niños y mujeres embarazadas de la zona. En el pueblo, no hay agua ni desagüe; además, los desechos discurren por sus polvorientas calles. Se mezclan con residuos de la actividad extractiva, en la que se hace uso del mercurio para separar el oro de la roca. 

Según información brindada por el centro de salud de la zona, el 15% de los niños del lugar padecen anemia y 52 niños menores de un año están desnutridos

Ángel María Manrique, representante de la Defensoría del Pueblo en Arequipa, señaló que Secocha es un escenario de informalidad, donde hay una débil presencia del Estado y se vulneran derechos. 

PUEDES VER: Monasterio de Santa Catalina está en peligro en Arequipa

Es uno de los principales puntos donde se registra la trata de personas. Mujeres son engañadas con promesas de trabajo, pero al llegar al lugar son obligadas a prostituirse. 

La delincuencia también es fuerte en la zona. Por eso, uno de los compromisos asumidos por la policía es enviar más unidades de patrullaje al sector. 

De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en Secocha viven poco más de 6000 personas. Sin embargo, según el alcalde de Nicolas Valcárcel, Elard Portocarrero, hay cerca de 20 000 personas viviendo en la zona. La mayoría son inmigrantes que se encuentran de paso en el sector. 

En cuanto a la posta, no se da abasto para atender a la población. Hay 400 mujeres embarazadas y solo una obstetra

Video Recomendado