Miércoles Santo: El día en que Judas negocia la entrega de Jesús [VIDEO]

Kevin Montenegro
16 04 2019 | 08:08h

En el Miércoles Santo, Judas Iscariote recibe 30 monedas de plata para condenar a Jesús ante la reunión del Sanedrín

Hoy la primera parte de Semana Santa cristiana llega a su final con la celebración del Miércoles Santo. Este día marca el término de la Cuaresma y da inicio a la Pascua. Un día como hoy se recuerda la reunión entre Judas Iscariote y el Sanedrín en el tribunal religioso judío para condenar a Jesús.

La fecha del Miércoles Santo puede variar entre los meses de marzo y abril de todos los años, y muchas personas en Semana Santa la usan de excusa para disfrutar de un viaje fuera de la capital. Pero lo que se recuerda aquí es cuando Jesús fue preso por los romanos, por ello las escenificaciones alusivas suelen ser reiterativas en las procesiones.

PUEDES VER Semana Santa: conoce Chancay, el destino favorito del norte chico [FOTOS]

En aquel día de Semana Santa, la asamblea o consejo de sabios estuvo formado por 23 jueces en cada ciudad judía en el antiguo Israel. El tribunal religioso y Judas Iscariote negociaron la entrega de Jesús a cambio de 30 monedas de plata y condenarlo a muerte.

En un inicio, el Miércoles Santo fue elegido por la iglesia como el día para el ayuno. No obstante, con el tiempo y la aparición de diferentes hábitos gastronómicos que se festejan en esta semana, el ayuno perdió peso y se ha pasado para el Viernes Santo, fecha en la que Jesús muere en la cruz, por ello no se come.

¿Qué pasó el Miércoles Santo?

Aquella fecha de Semana Santa se juntaron las tres clases de Sanedrín, reunión que precedía el sumo sacerdote Caifás. No era una reunión oficial, pero estaban casi todos los miembros. Hasta el Miércoles Santo ya habían tomado la decisión de matar a Jesús, pero no lo habían conseguido.

Es allí cuando los ánimos se notaban acalorados, pues querían matarlo cuanto antes. “Entonces se reunieron los príncipes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo en el palacio del Sumo Sacerdote, llamado Caifás, y acordaron apoderarse con engaño de Jesús y hacerle morir. Pero decían: No sea en la fiesta, para que no se produzca alboroto entre el pueblo”, reza Mateo.

Fueron rígidos los debates. Aquel Miércoles Santo hablaban más los que querían ver muerto a Jesús que los que deseaban que viva. Se sabía que, en el caso de darse una guerra civil, los romanos intervendrían y liberarían al profeta, pues su conducta se percibía intachable. Por otro lado, se quería comprometer a los romanos para que ellos maten a Cristo delante del pueblo.

Es allí cuando entra a tallar Judas Iscariote. “Se acercaba la fiesta de los Azimos, que se llama Pascua, y los príncipes de los sacerdotes y los escribas buscaban cómo acabar con él, pero temían al pueblo. Entró Satanás en Judas, llamado Iscariote, uno de los doce. Fue y habló con los príncipes de los sacerdotes y los magistrados sobre el modo de entregárselo”, dice Lucas.

Entonces Judas se acercó a los príncipes de los sacerdotes y preguntó: “¿Qué me queréis dar a cambio de que lo entregue?”. Ellos le ofrecieron 30 monedas de plata y el trato se cerró. Quienes asistían a la reunión en el Sanedrín se alegraron, pero quedó la duda de que Jesús se podría escapar, una vez más. Ese Miércoles Santo se preparó todo para el juicio de Dios.

Los 30 ciclos fueron también el precio del daño por un esclavo que fue asesinado como un animal. Para muchos significa que Jesús se entregó como un esclavo de Dios y del amor y del cordero pascual que libera de la muerte a los pecadores.

Semana Santa

Video Recomendado