Con Stephanie Flores ya van 50 víctimas de feminicidio

La República
h

Violencia de género. Joven de 20 años fue estrangulada por su expareja José Luis Falcón Gutiérrez (30), quien terminó entregándose en una comisaría de Los Olivos.

Otra vez, un nuevo caso de violencia de género que termina en feminicidio. Un confeccionista de ropa asesinó ayer a su conviviente, a quien estranguló en una vivienda de Los Olivos.

Después de cometer el crimen, José Luis Falcón Gutiérrez (30) entró a la comisaría de Sol de Oro y confesó su delito. “Quiero denunciar que maté a mi pareja”, reveló a sangre fría.

La confesión dejó pasmados e incrédulos a los policías presentes. “El cadáver está en un saco, debajo de la cama”, dijo.

Inmediatamente, los agentes se dirigieron a la vivienda del parque Túpac Amaru y encontraron a Stephanie Flores Mendoza (20) tal como Falcón Gutiérrez les había revelado.

Celos, acoso y golpes

Meses antes del crimen, el asesino tenía sentimientos de menosprecio, sometimiento y celos. Por eso, las amenazas e insultos se convirtieron en golpes.

Cansada de tanta humillación, el mes pasado pidió ayuda y lo denunció por maltrato ante las autoridades. Lamentablemente, nadie le hizo caso.

PUEDES VER Arzobispo de Lima pide a fieles luchar contra la violencia machista

“El 23 de marzo, mi hija lo denunció, él le había agredido e intentado estrangularla. Denunciamos ante el Ministerio de la Mujer, la Fiscalía, y la comisaría, pero no hicieron nada”, se quejó Crisanto Flores Páucar.

Explicó que José Luis tenía un duplicado de la llave de la vivienda y aprovechó que él salió a orar a una iglesia cristiana para entrar y matar a su hija.

Stephanie se sentía acosada en estos meses. Él quería retomar la relación, pero ella se oponía. Nadie tuvo en cuenta que esa actitud podía terminar en un feminicidio. Y así ocurrió.

Cinco en una semana

La joven de 20 años se convirtió así en la víctima número 50 de los feminicidios reportados, en lo que va del año, en el país.

El viernes pasado, María Paula Damián Chapoñán (21) fue asesinada en Comas; mientras que Margarita Teresita Villasana Palomino fue victimada en un hotel de Santa Anita.

Ese mismo día, mataron a Sonia Elizabeth Ascate Chumpitaz en San Juan de Lurigancho. La racha de feminicidios en esta última semana se inició, sin embargo, el miércoles pasado con la muerte de Kelly Elisabeth Olivares Gálvez, a quien asfixiaron en una playa de Ventanilla.

PUEDES VER Ministra de la Mujer: PJ debe dictar de inmediato medidas de protección

Las cifras siguen siendo alarmantes: cada dos días una mujer muere en el país. Los crímenes son cada vez más violentos y a ellas se las siguen matando pese a las campañas contra la violencia y las duras condenas.

Apoyo del gobierno

La adjunta de la Defensoría del Pueblo, Eliana Revollar, dijo que lo que se busca lograr es una política de lucha contra el maltrato a la mujer. “Creo que si articulamos todos los poderes en ese sentido vamos a hacerlo. Pero, principalmente, se necesita el apoyo del Gobierno”.

Indicó que hay que buscar mecanismos que ayuden a reducir estos números tan lamentables de violencia contra la mujer. Por ejemplo, en zonas alejadas del Perú se podrían implementar centros de emergencia para atender a las mujeres que son víctimas de maltrato.

Se debe indicar que depende también de las familias evitar que sus hijos aprendan costumbres machistas en sus casas. 

Claves

- Padre. “Voy a orar por ese hombre que asesinó a mi hija. Solo quiero justicia y que sea castigado de acuerdo a ley”, dijo afligido Crisanto Flores.

- Socios. La pareja tenía una empresa de costura, pero la víctima se separó de él hace dos meses luego de tres años de relación sentimental.