Exigen saber qué pasó con soldado voluntario en cuartel de Arequipa

La República
14 04 2019 | 21:00h

Caso de presunta tortura. Joven de 19 años que realizaba el servicio voluntario no acuartelado habría sido víctima de abusos. La familia busca que sea atendido en un establecimiento de salud mental civil, a fin de retirarlo del entorno militar.

En el quinto piso del Hospital Militar, en Lima, está internado el soldado del Ejército Nick C. T. C. (19). Él fue traído desde Arequipa para recuperarse del cuadro de paranoia y trastorno postraumático que padece, según su familia, producto de la tortura que sufrió en el cuartel de Tiabaya, donde cumplía servicio voluntario en la III Brigada de Comunicaciones 501.

En ese recinto militar, según asegura su padre, Nicolás Tito, Nick recibió golpes, descargas eléctricas y sufrió vejámenes que prefiere no describir.

PUEDES VER Detienen a huanuqueños con 31 paquetes de droga en Caravelí

Han pasado casi tres semanas desde que Nick ingresó al servicio de salud mental del Hospital Militar de Lima y su familia cree que ha llegado el momento de llevarlo a un centro de salud distinto, donde puedan visitarlo con libertad.

Por ello, Nicolás y su hija Miluz insisten en que se le realice una pericia psiquiátrica de parte, pues es la única forma en que Nick sería transferido a otro hospital. Así esperan también lograr su baja y que no sea acusado de desertor al servicio militar voluntario no acuartelado que inició el año pasado en la unidad José Olaya.

“A mi hermano le vendaron los ojos, luego lo golpearon en la cabeza, le pasaron electricidad, lo subieron a un vehículo y abusaron de él. Tan afectado estaba que en la casa solo hablaba con mujeres, como mi mamá, mi tía y conmigo, pero no con los varones adultos. Como estaba con los ojos cubiertos, solo reconoció una voz, la de un técnico de apellido Amanqui”, señala indignada Miluz Tito.

PUEDES VER La Marina ordena el cierre de muelles y caletas de la zona costera de Arequipa

Ella precisa que Nick realizó su servicio el 1° y el 2 de marzo, y el 3 regresó a casa completamente distinto, confundido y nervioso.

La familia fue a buscar una respuesta al cuartel militar, pero negaron los hechos y afirmaron que el estado de Nick venía de tiempo atrás.

“Dicen que tiene esquizofrenia y eso es mentira, por eso no confiamos en el Ejército. Ellos insistieron en traerlo a Lima, nosotros no queríamos, y el 21 de marzo lo trasladaron de forma sorpresiva; por eso me vine a la capital con rapidez y hasta ahora está hospitalizado, he dormido en emergencias”, dice contrariado Nicolás Tito.

PUEDES VER Policía interviene camionetas con 129 ladrillos de droga en Atico 

También señala que los médicos que lo trataron en Arequipa le aseguraron que iban a darle el alta, “pero luego decidieron que fuera trasladado a Lima de forma arbitraria”.

La Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Hunter, en Arequipa, investiga el caso como un presunto hecho de tortura y secuestro. Y la Defensoría del Pueblo ha pedido al Ejército colaborar con la investigación.

Por su parte, Nicolás Tito exige que el Hospital Militar de Arequipa explique por qué su hijo fue trasladado a Lima.

PUEDES VER Estudiantes de la UNSA juramentaron como Parlamento Andino Universitario

También demanda que se haga público el diagnóstico con el que fue transferido.

“Vamos a pedir informes a Inspectoría del Agrupamiento del Ejército sobre las investigaciones que se vienen desarrollando”, agregó.

Investigación diligente

En tanto, la Defensoría del Pueblo en Arequipa ha solicitado al Ministerio Público realizar una investigación diligente y sancionar, de ser el caso, a los que resulten responsables.

También pide al sector Defensa informar a la familia del paciente sobre los avances en su tratamiento y contribuir al esclarecimiento de los hechos.

“La Defensoría del Pueblo acudió el Hospital Militar donde se encuentra internado el joven soldado para verificar su estado de salud y recoger información de la historia clínica”, indicó la entidad a este diario. 

General del Ejército niega acusación de maltratos

- El general del Ejército, Richard Tineo Quispe, manifestó que Nick presentaba trastornos y esto venía desde hace tiempo.

- “Según el informe del Hospital Regional Militar, desde enero Nick presenta un comportamiento extraño, de pensamiento y discurso incoherente, observando conductas atípicas. El diagnóstico indica que falta a la adaptación de la vida militar, trastorno de la conducta”, manifestó el general Tineo.

- Además, aseguró que en las instalaciones militares no ocurrieron los hechos denunciados. Indicó que este evento se produjo en su domicilio y dijo que estarán prestos a apoyar con la labor de la justicia, la misma que abrió investigación.

- El ministro de Defensa, José Huerta Torres, advirtió que no se permiten actos de violencia contra los jóvenes que realizan el servicio militar voluntario.

Video recomendado