Seguimos siendo pobres y desiguales

Sofia Velasquez
14 04 2019 | 05:35h

En 2018, la pobreza total fue de 20.5% de la población, que equivalía a 6 593 000 personas, lo que se ha reducido en 1.2% con respecto al año 2017. Sin embargo, esa cifra está muy cercana a la del año 2016, que fue de 20.7%; simplemente se ha regresado a los números de dos años atrás. 

Patricio Quintanilla Paulet

Rector U. La Salle

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) ha publicado las cifras de pobreza del año 2018, el cual ha mejorado con respecto al año anterior, aunque simplemente se ha regresado a un nivel muy cercano al 2016.

Pobreza total

Se define la pobreza monetaria cuando las familias tienen un ingreso menor al del “bienestar”, que para el 2018 se estableció en S/ 344.00 por persona; a aquellas que tenían un ingreso menor se les consideró pobres.

PUEDES VEREl Perú está bien, los peruanos no tanto

En 2018, la pobreza total fue de 20.5% de la población, que equivalía a 6 593 000 personas, lo que se ha reducido en 1.2% con respecto al año 2017. Sin embargo, esa cifra está muy cercana a la del año 2016, que fue de 20.7%; simplemente se ha regresado a los números de dos años atrás. 

La reducción de la pobreza es consecuencia de dos factores: el crecimiento económico del país y los programas sociales, siendo el primero el más importante. El 2017, el Producto Bruto Interno (PBI) creció solamente 2.5%, como consecuencia de la paralización de megaproyectos por el destape de la corrupción de Odebrecht y el fenómeno El Niño en el norte. Un ejemplo es el Gasoducto Sur Peruano, detenido a pesar de ya haberse invertido 1200 millones de dólares.

Pobreza Extrema

Se considera de pobreza extrema al grupo de la población cuyo ingreso es menor a S/ 183.00, insuficiente para cubrir las necesidades de alimentación. En el año 2018, representó el 2.8% de la población; es decir, 900 000 peruanos no tienen ingresos suficientes para comer. Dramático e injusto.

Es cierto que se logró una mejora, por haber reducido un punto porcentual —al pasar de 3.8% a 2.8%—, lo que significa que aproximadamente 300 000 peruanos han salido de esta situación, pero siguen siendo cifras muy preocupantes.

Inequidad 

Si analizamos la situación de pobreza, según los ámbitos geográficos del país, vemos que en el sector rural la pobreza total llega a 42.1% de la población, casi la mitad son pobres; en tanto que, en zonas urbanas, es de solamente 14.4%. En la selva, la pobreza total representa el 38.3% de la población.

Esto significa que hay un subsidio implícito de la zona rural a la urbana, que no puede continuar; este, además, tiene un componente centralista.

Una región que merece especial atención es Cajamarca, donde está localizada la mina de oro más grande de Sudamérica y que tiene el porcentaje más alto de pobreza del Perú. No me atrevo a afirmar nada, pero me pregunto: ¿no se podría hacer algo? Sin que sea una justificación, tal vez explica los movimientos sociales en esta región.

Conclusión

Tenemos dos problemas vinculados: el Perú tiene una alta tasa de pobreza y existe una desigualdad espacial en las zonas urbana, rural y de selva. Es una clara responsabilidad de las autoridades, pero ¿son conscientes del problema?, ¿están haciendo algo? Solo dejaré ambas preguntas.

Video recomendado