CIDH admite caso de piurana por esterilización forzada

La Republica
Luis Barrios

Deudos de la víctima aspiran que litigio llegue a la Corte Interamericana para sentar jurisprudencia. Celia Ramos Durán falleció en 1997 tras ser sometida a esta práctica.

Elizabeth Prado

Después de nueve años de su presentación, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió el caso de la piurana Celia Ramos Durán, quien falleció luego de que fuera sometida a esterilización forzada en julio del año 1997.

Como primera medida, la CIDH propuso al Estado y a la parte agraviada un acuerdo de solución amistosa sobre justicia y reparación. Sin embargo, debido a la experiencia en el caso de Mamérita Mestanza, donde el Estado incumplió sus compromisos, la familia de Celia Ramos prefiere que el litigio llegue a la Corte Interamericana de DerechosHumanos (Corte IDH), y sirva como  jurisprudencia para miles de mujeres que están esperando justicia.

PUEDES VER Pedirán prisión preventiva para integrantes del Ejército acusados de asalto

“La decisión es continuar con nuestra demanda en la Corte Interamericana. Queremos que haya un amparo, una jurisprudencia no solo para Celia sino para todas las víctimas de esterilización forzada”, manifestó Alfonso Ramos, hermano de Celia.

Recordó que ella falleció por negligencia, ya que la posta médica del caserío piurano la Legua, donde fue intervenida,  no tenía implementos ni medicina para reanimarla del paro cardiaco que le sobrevino.

También mencionó las instancias y personalidades a las que apeló para encontrar justicia. “Rafael Rey nos apoyó y se pronunció contra esta mala práctica del gobierno fujimorista, pero después cambió totalmente”, contó.

Primordial

Por su parte, el abogado Milton Campos, que sigue este proceso, dijo que la decisión que tome la Corte Interamericana repercutirá en las demás víctimas, ya que sus decisiones serán de obligatorio cumplimiento por parte del Estado.

Sobre la búsqueda de justicia en Perú, Campos refirió que el grupo más grande de casos, donde están Mamérita Mestanza y Celia Ramos, ya se encuentra en el Poder Judicial. Otro bloque es investigado en la Fiscalía.

“Son las víctimas que en los últimos años decidieron denunciar valientemente sus casos”, acotó el abogado del Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus).