Gestión edil aún no satisface expectativas

Jhony Elias
09 Abr 2019 | 3:00 h

Los cien primeros días. Alcalde de Trujillo Daniel Marcelo Jacinto comenzó bien con el desalojo de informales que habían tomado Av. España y calles céntricas, pero el problema se trasladó a otras zonas. Siguen problemas en limpieza pública.

En enero, la nueva administración municipal de Trujillo empezó bien al dar muestras de querer recuperar el principio de autoridad al desalojar a los ambulantes ubicados en las cuadras 20 y 21 de la avenida España y en calles céntricas como Gamarra; sin embargo, al final el problema se trasladó de un lado a otro.

Los informales terminaron por apoderarse de calles como Sinchi Roca, Francisco de Zela y Atahualpa para comercializar sus productos como calzado, ropa, accesorios y otros. Por esas vías es casi imposible transitar. Los vendedores esperan que el burgomaestre Daniel Marcelo Jacinto cumpla su promesa de reubicarlos, mientras la comuna mantiene el control de la avenida España con la presencia de serenos y el apoyo de agentes policiales.

PUEDES VER Contadores piden derogatoria de D. Leg. 1314

“A nosotros el señor Marcelo, cuando estaba postulando para alcalde, nos dijo que nos reubicaría, que lo apoyemos, porque no deberíamos estar trabajando así en pleno sol y en estas condiciones. Él vino con (César) Acuña y nos dijo que nos reubicaría por la exEstación del Ferrocarril, pero luego nos dijeron que no se puede, que esa zona es del gobierno regional (de La Libertad)”, nos comenta la señora Beatriz mientras señala la ropa que tiene colgada en un perchero justo entre España y Atahualpa.

Un contingente de policías y serenos vigilan la Av. España por turnos. En los jirones Gamarra y Grau también hay presencia de serenos y uno que otro agente policial de tránsito. Por la noche los vendedores aprovechan para “perchear”, es decir caminar con sus productos en mano, a la vista y paciencia de los efectivos del orden. La necesidad por ganar y llevar algo a casa los obliga a ello.

Mejoró, pero…

La salida del Consorcio Trujillo Limpio Veolia del servicio de limpieza pública en la primera quincena de febrero, provocó serias deficiencias en ese servicio y la molestia de los vecinos, a quienes les venía a la mente la basura y desmonte acumulada en diversas zonas de la ciudad durante la administración edil pasada de Elidio Espinoza.

Pese a sus esfuerzos, el Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat) no se da abasto. Recién a fines de marzo mejoró el servicio, pero aún falta más. Hay días en que el Segat tiene problemas para recoger la basura, como se notó ayer en la urbanización Las Quintanas. Las bolsas estaban en las afueras de las casas

El recojo en mercados como La Hermelinda y Palermo (exMayorista) también se hace con limitaciones. Ya está en proceso la compra de compactadoras para mejorar el recojo de residuos sólidos. Habrá que esperar también el destino del contrato con Veolia que ha ido a un arbitraje.

Transporte

Excepto la decisión de no permitir el ingreso de colectivos a la avenida España, en transporte no hubo otro avance.

Critican enfrentamientos con la región

El sociólogo Juan Gamarra consideró que la gestión aún no ha demostrado tener un rumbo claro sobre lo que quiere para Trujillo.

Lamentó los enfrentamientos entre Marcelo y el gobierno regional, lo cual hace recordar lo que pasó entre el alcalde Elidio Espinoza y el gobernador Luis Valdez Fernando Reyes, dirigente del mercado Central, resaltó que se hayan dado los primeros pasos para reordenar el comercio informal.

Video Recomendado