Áncash: vigilante acabó con su vida de un disparo en la cabeza

Abraham Ibanez
h

Edilson Junior Araujo Tapia de 24 años se encontraba sumido en una profunda depresión por problemas familiares.

El vigilante Edilson Junior Araujo Tapia de 24 años, agobiado por problemas familiares, acabó con su vida de un disparo en la cabeza en la ciudad de Casm, de la región Áncash. Su padre escuchó el balazo y corrió a socorrerlo, pero lo halló muerto y en medio de un charco de sangre.

Don Edilson Wilder Araujo Mejía de 52, corrió a la Comisaría de Casma para informar a los agentes sobre el deceso de su hijo, ocurrido en su casa del asentamiento humano Alberto Portella manzana A lote 9.

PUEDES VER Lluvias causan derrumbe de tres pabellones en colegio de San Ignacio

Los policías hallaron muerto al agente de seguridad y a su costado se encontraba la pistola que utilizó para acabar con su vida, ante ello, personal de Criminalística aisló la escena a fin de se realice las diligencias correspondientes.

La fiscal Magali Murriel Retamozo de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Casma ordenó el levantamiento del cadáver, en medio de desgarradoras escenas de dolor de sus familiares.

Los allegados de Edilson Araujo Tapia contaron que él trabajaba como vigilante en Lima, pero venía atravesando un profundo cuadro depresivo debido a problemas de índole familiar.