Santa Rosa de Quives: 5 actividades para vivir tu experiencia al máximo por Semana Santa

Alejandra Villanueva
8 04 2019 | 10:15h

En Santa Rosa de Quives encontrarás aventuras como deslizarte en canopy junto al santuario de la santa de Lima. Este distrito en la provincia de Canta tiene distintas cosas que ofrecer durante Semana Santa.

Santa Rosa de Quives es un popular destino para padres de familia o amigos. A 63 kilómetros de Lima, en la provincia de Canta, encontrarás un pueblo tranquilo, donde Isabel Flores de Oliva vivió de niña. Esta Semana Santa, el distrito se vuelve una vez más el lugar ideal para escapar del caos de la ciudad y disfrutar de la naturaleza.

En este lugar vivió Isabel Flores de Oliva, más conocida por todos como Santa Rosa de Lima. Su padre llegó con su familia para trabajar como administrador de una mina. Es aquí donde la santa inició su camino de devoción a Dios.

PUEDES VER ¿De viaje en Semana Santa? Consigue WiFi gratis en cualquier momento

Cómo llegar a Santa Rosa de Quives

Desde Lima, es muy sencillo visitar este sitio durante Semana Santa o cualquier otro fin de semana, ya que está a unas dos horas aproximadamente. Hay que tomar la carretera Lima-Canta y seguir el camino hasta llegar a nuestro destino.

Además del santuario de Santa Rosa de Lima, acá se encuentran distintos lugares recreacionales para disfrutar de una parrilla al aire libre y un chapuzón en la piscina, en un sitio donde la mayor parte del tiempo el sol brilla.

Cinco actividades en Santa Rosa de Quives

Durante Semana Santa, puedes visitar el santuario de Santa Rosa de Lima, el cual consta de dos edificaciones. Una es la iglesia de Quives donde ella fue confirmada por Santo Toribio de Mogrovejo. En el altar encontrarás estatuas de ambos santos.

En la casa de Santa Rosa está el pozo de los deseos. Los devotos llevan sus cartas, las cuales son llevadas a la iglesia donde se queman durante una misa.

También puedes ir a los distintos clubs y pasar el día en la piscina. Algunos lugares ofrecen hospedajes, sin embargo, no hay mucha oferta hotelera por lo que es más común que los visitantes acampen. En fechas como Semana Santa, cuando más personas escapan de la ciudad para disfrutar de la naturaleza, es más difícil conseguir una habitación libre. Es recomendable separar con tiempo si el campamento no es lo tuyo.

Por último, puedes practicar canopy cerca del santuario de Santa Rosa de Lima. Te deslizarás a 100 metros de altura y podrás tener una vista distinta del pueblo.

Historia de Santa Rosa de Lima

Isabel Flores de Oliva llegó a este lugar cuando tenía once años. En la capilla del pueblo, recibió la confirmación por parte del entonces Arzobispo de Lima, Santo Toribio de Mogrovejo. Es por esto que este distrito es uno de los lugares más emblemáticos para los católicos. Cada año, se lleva a cabo una peregrinación el 30 de agosto, cuando los devotos llegan a Santa Rosa de Quives para echar sus cartas al pozo de los deseos.