Chiclayo: acusan a médico de Essalud de abusar sexualmente de paciente

"Ya, tranquila, ya pasó todo, hijita", le habría dicho Remigio Cabrejos Carmona. Luego del ataque sexual se habría despedido con un beso. Fiscalía archivó el caso.

"Ya, tranquila, ya pasó todo, hijita", le habría dicho Remigio Cabrejos Carmona. Luego del ataque sexual se habría despedido con un beso. Fiscalía archivó el caso.

Grave denuncia en el sector Salud. En Chiclayo, una joven denunció a un renombrado médico cirujano, del Hospital Naylamp de Essalud, de haberla violentado sexualmente durante una consulta médica, a la que llegó mareada y padeció de lo que el propio doctor Remigio Cabrejos Carmona (60) catalogó como una “conducta inadecuada”.

A través de un programa dominicial, la joven E.C.F.T hizo pública su denuncia luego de saber que la Tercera Fiscalía Provincial Penal, a cargo de la magistrada María Custodio Villegas, había desestimado su caso a pesar de las pruebas que probarían la culpabilidad del galeno.

La agraviada cuenta los incómodos momentos que le tocó vivir el pasado 18 de mayo de 2018. Indica que desde el inicio todo fue raro, porque el médico le explicó que debía hacerle una prueba de aliento, para lo cual le pidió que se acercara hacia él y soplara: ahí ocurrió el primer roce cerca de su labio inferior. A lo cual ella reaccionó, pero Remigio Cabrejos le dijo que se tranquilizara, que estaba mareada.

Le explicó que, efectivamente, tenía flujo; ella atinó a levantarse de la camilla para irse porque ya tenía el diagnóstico, sin embargo, el galeno la detuvo fuertemente por la muñeca y le dijo que aún faltaba, que no se retire.

En ese momento, la habría sometido y empezó el ataque sexual: introdujo los dedos en su vagina en reiteradas oportunidades. En evidente estado de shock, la mujer solo atinó a pedirle que cesara el agravio hasta en tres oportunidades, en el último pedido tuvo que tirarse de la camilla para detener el abuso. “Ya, tranquila, ya pasó todo, hijita”, fue la respuesta del doctor; no contento con eso la habría despedido con un beso en la mejilla.

A los tres días de ocurrido el incidente se armó de valor y denunció el hecho a la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud). Al poco tiempo, recibió la llamada de su verdugo pidiéndole perdón y piedad por haber cometido un error, pero el daño ya estaba hecho.

Un mes después denunció los tocamientos indebidos en la comisaría César Llatas y, 20 días más tarde, en la Fiscalía.

La magistrada archivó el caso alegando que en ningún momento se escucha que el médico se haya identificado. Lo cual dista rotundamente con el audio presentado en el programa dominical, en el cual se oye claramente que Remigio Cabrejos se reconoce como tal y pide disculpas. Ante ello, el abogado de la agraviada pidió un peritaje para se comparen las voces, sin embargo este no ocurrió y el caso fue desestimado.

Ante la denuncia y la ola de críticas, la cuenta oficial de Twitter del Ministerio Público informó que ya se están tomando las medidas necesarias para evaluar el desempeño de la fiscal a cargo.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO