El desafío de estudiar en colegios sin internet

La República
6 04 2019 | 21:00h

En Chiclayo. Un total de 800 alumnos están matriculados en el colegio nacional Antonio Raimondi, en el distrito de Zaña. Pese a no contar con internet, niños participan en olimpiadas digitales.

Gianpier y Christian, de 11 años, llegan a su colegio, el I.E. N° 11527 Antonio Raimondi, ubicado en el Centro Poblado Saltur, distrito de Zaña, a 46 kilómetros de la ciudad de Chiclayo, con la expectativa de recibir sus clases en computadoras o tablets. “Es como tener Educación Física”, comparan los menores.

Antes, ellos participaron en el concurso digital “Oráculo Matemágico”, en el 2018, organizado por la Fundación Telefónica, en donde, si bien no ganaron, lograron un gran puntaje.

PUEDES VER Altos y bajos en los resultados de la evaluación a escolares

“Fue divertido. En cada problema que resolvíamos nos salía una estrella. Nuestros padres estuvieron felices”, recuerdan los niños que hoy cursan el sexto grado de primaria y tienen planeado volver a competir a nivel regional.

Ellos son solo dos de los 433 estudiantes de primaria y 365 de secundaria que están matriculados en el colegio Raimondi donde no llega el internet.

En el colegio existen solo cinco computadoras en el área virtual de primaria. Las demás están malogradas o son obsoletas.

PUEDES VER Niños estudian en pésimas condiciones en medio del arenal

Estudiar sin internet

“Estamos reforzando la tecnología en el colegio, este ambiente es nuevo, acá la tecnología era letra muerta. Ahora ellos (los alumnos) están experimentando algo mejor”, señala el director del plantel, Luis Rojas Gómez.

La autoridad explica que el internet de banda ancha que envió el Ministerio de Educación solo alcanza para unas tres máquinas del nivel secundaria. Por lo que son los mismos docentes quienes deben compartir su plan de datos para poder mostrar contenidos a los alumnos.

“Trabajar con las tablets es pura emoción para ellos, pues nacieron en otra era, donde la tecnología es mucho más accesible”, dice Rosa Garboza, docente del Área de Innovación Pedagógica del nivel primaria, quien asegura que los profesores han tenido que adaptarse y capacitarse, a través de monitores virtuales, así como de talleres presenciales.

Reciben apoyo

“Yo no sé qué quiero estudiar cuando sea grande, pero me gustan las matemáticas”, dice Gianpier, mientras observa una de las 90 tablets que envió la Fundación Telefónica como parte de su programa “Educación Digital”.

En el colegio ya contaban con algunas tablets XO donadas por el Minedu, pero ahora también tendrán un proyector de videos y un servidor con intranet educativa; una plataforma virtual de gestión de clases con contenido educativo.

“Los docentes pueden solicitar las tablets y computadoras dentro de su hora de clases. Los alumnos son los más contentos”, cuenta Rosa Barboza Saucedo, profesora de Gianpier y Christian, quien asegura que ya viene preparándolos para que sigan logrando sus objetivos. 

Videojuego

- APP. El Oráculo Matemágico es una propuesta educativa basada en el currículo nacional y es dirigida a niños de primaria con el fin de contribuir con el aprendizaje de las matemáticas, desarrollada por la Fundación Telefónica.

Video recomendado