Callao: un marino y sus hermanos fueron acusados de extorsionar a empresarios

Jocelyn Herrera
h

Los delincuentes pidieron 20 mil dólares al dueño de una clínica del Callao para no atentar contra su vida. 

Efectivos de la División de Investigación de Secuestros de la Dirincri detuvieron, la mañana del último sábado, a los presuntos integrantes de una banda de extorsionadores denominada “Los Cherres del Callao”. Sus víctimas eran empresarios de la región chalaca.

Los intervenidos fueron identificados como los hermanos Carlos Luis Cherres Gutiérrez, alias ‘Carlos’, Andrés Luis Cherres Gutiérrez, alias ‘Andrés’, Alexander Luis Cherres Gutiérrez, alias ‘Alex’. También fueron detenidas Jackeline Jesús Moy Parker, alias ‘Jackye’ y Jessica Aurelia Rojas Ibarra, alias ‘La Viuda’.

PUEDES VER Carabayllo: Soldado es detenido por ser parte de banda de raqueteros [FOTOS]

El 57 Juzgado Penal de Lima emitió la detención preliminar para todos ellos por el delito contra el patrimonio, en la modalidad de extorsión agravada..

Los agentes, bajo el mando del coronel PNP Nicasio Zapata, realizaron el trabajo de campo para ubicar y capturar a los miembros de la organización criminal. Durante el operativo, se encontró cuatro celulares y un vehículo, los cuales fueron incautados.

Las autoridades informaron que uno de los hermanos es marino mercante, mientras que los otros dos se dedican a brindar el servicio de taxi. Las mujeres serían las encargadas de retirar o recoger el dinero de las extorsiones.

PUEDES VER Acusan por tocamientos indebidos a profesor del Cepre de la Universidad del Callao [VIDEO]

La investigación de este caso se inició en mayo del año pasado luego de que el dueño de una clínica en el Callao denunciara que un grupo de delincuentes le exigieron 20  mil dólares a cambio de no atentar contra su vida y la de su familia.

La Policía Nacional del Perú recomienda que si usted es víctima de extorsión, debe denunciar el hecho. Además puede solicitar a su empresa operadora el registro de sus llamadas entrantes para que tenga una constancia del número desde el que las recibe e intente grabar la llamada o guardar los mensajes, pues servirán como pruebas.