Mujer dirigía superbanda que extorsionaba en Mercado Mayorista de La Parada y Mercado de Frutas

Oscar Chumpitaz
2019 M04 3 | 11:33 h

María Laura Blancas (a) 'La Chuculuna' fue capturada junto a siete de sus cómplices. Según la policía, esta red criminal recaudaba más de 320 mil soles al mes por cobrar cupos a comerciantes, transportistas y taxistas en los alrededores de esos centros de abasto

Durante un tiempo sus actividades les fue tan efectiva como redituable, hasta que alguien se animó a denunciarlos. Una banda mixta de que extorsionaba y cobraba cupos a comerciantes, transportistas y taxistas de los Mercados Mayorista (La Parada)  y Modelo de Fruta de Lima fue desarticulada por la policía en La Victoria.

Les pedían dinero a cambio de garantizarles seguridad. Esta red criminal recaudaba más de 320 mil soles al mes y, según las autoridades, estaría vinculada a la anterior gestión municipal que encabezaba el encarcelado Elías Cuba, ex alcalde de ese distrito.

PUEDES VER: Vendedor de tamales asesina a sus supuestos extorsionadores

Durante la Operación Victoria fueron detenidos seis varones y dos mujeres. Esta organización era liderada por María Laura Blancas Chingay (47), conocida como ‘La Chuculuna’. Con ella fue arrestada María Luis Fernández Taquire (41), ‘La Gringa’.

También Luís Alberto Marcelo Olivares (63), ‘Viejo’, César Antonio Takeshi Ramos García (24), ‘Pelao’, José Luís Calzado Hidalgo (41), ‘Chacalón’ y Wilmer Farías Geldres (45), ‘Loro’.’

Asimismo fueron capturados Jorge Antonio Morales Lima (49), “El Chino’, y Juan Francisco Fuentes Martínez (47), ‘Juani’.

Se trata de ‘Los Abinados de Pablo Patrón’ y operaban en las cuadras 3,4 y 5 de la avenida Pablo Patrón, a inmediaciones del mercado de frutas. Se les incautó 623 soles y 8 equipos de celulares con los que venían realizando las llamadas extorsivas.

PUEDES VER: San Marcos: Policía interviene a banda de extorsionadores dentro de universidad

Ellos exigían a sus víctimas sumas de dinero para brindarle seguridad y así poder evitar que sean atacados. La actividad de esta mafia fue siempre muy cerrada y difícil de investigar por ranos que nadie se explica.

“Ahora notamos un cambio vinculado a la participación del alcalde de La Victoria George Forsyth”, dijo uno de los agraviados.

Los investigadores creen que la banda operaba desde hacía unos cinco años y ahora están tratando de establecer cuántas personas habían extorsionado a la vez. "Es un rompecabezas que estamos empezando a armar, pero que con los arrestos nos va a ser más sencillo completar", agregó la fuente.