Vendimia: las pisadas que sacan los mejores piscos y vinos

Sofia Velasquez
31 03 2019 | 01:40h

COMPETENCIA. Productores participaron en la Octava Fiesta de la Vendimia en Majes, en medio de un déficit de ventas por la competencia desleal de productos adulterados y más baratos.

Alexis Choque Sarmiento

Gladys Chávez Álvarez continúa elaborando sus piscos y vinos a la antigua. No le hace caso a la modernidad pese a la invención de máquinas industriales que se hacen cargo de la extracción de los jugos de la uva.

Cuenta que cosecha los racimos de sus chacras ubicadas en el valle de Chorunga, en el distrito de Río Grande, provincia de Condesuyos. Luego, como antaño, los deposita en un lagar (recipiente) y, con sus pies, empieza a sacar toda la esencia de la vid. Ese extracto es trasladado a sus antiguas chombas o barriles, donde lo deja fermentar por un mes. El resultado son los piscos y vinos Don Ramón, que Gladys Chávez regenta.  "Nuestra uva es cien por ciento orgánica, por eso nuestros vinos son de los más ricos y solicitados", dice.

PUEDES VER: Cuando te envenenas con microplástico sin saberlo

Efectivamente, sus productos fueron de los más vendidos en el Octavo Festival de la Vendimia de Majes, que se realizó la semana pasada. En la actividad, se replicó aquel ritual de sacar el jugo de la vid con la pisadas de bellas señoritas.

Competencia desleal

Sin embargo, no todos los productores de piscos y vinos de la región tienen alentadoras ventas hoy en día. El presidente de los Productores de Pisco (Propisco), Marco Antonio Zúñiga, afirma que en los últimos años aparecieron 20 licoreros ofreciendo productos adulterados, de baja calidad y a precios económicos. Por esto, muchos productores formales han comenzado a ser desplazados.  

Zúñiga estima que en Arequipa hay 250 productores pisqueros, de los cuales solo 46 son formales. "La única forma de subir nuestras ventas es que las personas sepan diferenciar un verdadero pisco de uno adulterado, pero el arequipeño prefiere lo barato", argumenta.

Sobre las tierras usadas para la elaboración de estos productos, Zúñiga dice que el Ministerio de la Producción no tiene una cifra exacta. La última cifra que se tiene es del 2014. Precisaba que de las 600 hectáreas de uva del país, 180 eran utilizadas para hacer esta bebida. Se decía que Perú producía 10 millones de litros de pisco, pero Zúñiga cree que esto es un error. "Debe hacerse un censo de viñeras para saber cuánta es nuestra oferta y demanda", añade.

PUEDES VER: Ambulantes vuelven a tomar calles de la plataforma Avelino Cáceres

Orígenes de la fiesta de la vendimia

La vendimia es la recolección o cosecha de uvas destinadas para la producción de piscos o vinos. Se cree que esta práctica tiene orígenes egipcios, de hace más de 2000 años antes de Cristo.

En nuestro país, la primera vez que se realizó una fiesta de vendimia fue en Ica en 1958. Mientras que en Majes esta fiesta se realiza desde el 2011. Según los productores, antiguamente la uva recién cosechada se pisaba para separar la cáscara del jugo; después este líquido pasaba a las tinajas, en las que fermentaba hasta que el jugo se convirtiera en alcohol. 

Video recomendado