Listo protocolo para denunciar corrupción

La República
16 03 2019 | 01:02h

Anuncio. Odecma aprueba una serie de medidas para denunciar a malos magistrados y operadores de justicia. Ciudadanos pueden formular quejas sin que se conozca su identidad.

Que el ciudadano conozca el procedimiento para realizar una denuncia por corrupción y también todos los pasos de la investigación es la forma en que los operadores de justicia buscan prevenir los delitos que involucran a funcionarios públicos dentro del Poder Judicial, el Ministerio Público, la Policía y otras entidades estatales.

La idea es que la población sepa que puede acudir a cualquiera de estos organismos, protegiendo incluso su identidad, para denunciar cualquier cobro indebido u acto irregular que involucre a un servidor público. Otro objetivo es que los funcionarios de cualquier nivel sepan qué tipifica como un delito de corrupción y si es que son denunciados pueden ser pasibles de interceptaciones telefónicas, seguimiento, grabaciones, allanamiento de inmuebles y otros procedimientos realizados por la Policía y la Fiscalía, avalados por un juez.  

PUEDES VER: Otro presunto caso de corrupción en Municipio de Echarati

Precisamente estos procedimientos fueron plasmados en un "Protocolo actualizado de actuación inmediata para casos de corrupción de funcionarios". El presidente de la Oficina Descentralizada del Control de la Magistratura (Odecma), Johnny Cáceres Valencia, se reunió este viernes con los representantes de las entidades que integran el sistema de justicia, además de la Defensoría del Pueblo y la Contraloría General de la República, para aprobar este documento.

"La persona que pretenda vulnerar la norma dentro del sistema de justicia estará advertido de que existe esta forma de atención inmediata entre los operadores de justicia. Antes se manejaba de forma independiente y se generaban problemas al final para lograr una sanción y dejando una sensación de impunidad", dijo.

El protocolo tiene como fin establecer cómo deben proceder los fiscales, policías y jueces cuando llegue a sus manos una denuncia por corrupción. Esto para proteger al denunciante, cautelar las pruebas que se encuentren y respetar los derechos del denunciado. Todo para evitar que cuando el caso esté en juicio la defensa no tenga argumentos para observar el proceso.

El procedimiento fue empleado en el caso del juez Gino Valdiva, encarcelado por pedir coima para favorecer a procesados; y en la detención de un secretario de sala que pedía dinero para ayudar a un procesado con sus reglas de conducta.

Video Recomendado