Gemelos son acusados de extorsionar y cobrar cupos en Gamarra [VIDEO]

Angela Valdivia
11 Mar. 2019 | 11:51h

Los dos sujetos, quienes ya han sido detenidos por la Policía antes, serían los que deciden quién puede entrar a determinada zona de Gamarra y quién no. 

Dos hermanos son acusados de extorsión y de cobrar cupos en la cuadra 13 del jirón Humbolt en Gamarra. Los gemelos Elías Figueroa serían algunos de los muchos sujetos dedicados a estos delitos en el emporio comercial. Uno de ellos incluso cuenta con una reciente denuncia por homicidio. 

Manuel Ernesto Elías Figueroa y Miguel Ángel Elías Figueroa tienen 35 años y nacieron en el distrito de La Victoria. Ambos decidirían quiénes pueden vender y quiénes no en la zona ya mencionada de Gamarra. Panamericana tuvo acceso a audios, videos y documentación policial en donde se puede observar a los dos hombres realizando cobros a comerciantes. Asimismo, se logra ver la vida que disfrutan, como los viajes que realizan a distintas playas en el extranjero. 

PUEDES VER George Forsyth: ‘‘La mafia y el crimen quieren detener el operativo en Gamarra’’ [VIDEO]

Los hermanos Elías Figueroa tienen graves denuncias que van desde la extorsión hasta una reciente por homicidio. Ellos ya son conocidos por la Policía, ya que en el 2015 incluso fueron capturados por ser parte de la banda ‘Los terribles de Gamarra’. Junto a estos dos presuntos delincuentes cayeron otras seis personas. El siguiente año, en el mes de noviembre, Manuel Ernesto intentó burlar a la autoridad durante un operativo que tuvo lugar en el emporio comercial. 

Según una informante del medio ya mencionado, ningún comerciante ambulante ingresa a la cuadra 13 del jirón Humbolt sin autorización de los hermanos. En una de las imágenes de la Policía, también se puede ver a Manuel Ernesto recibiendo dinero de una mujer. 

Se estima que por este cobro ilegal de cupos se puede juntar hasta cinco mil soles diarios, 50 mil al mes aproximadamente. Un monto del cual estarían disfrutando los ‘Gemelos de la extorsión’. De acuerdo a una empresaria de Gamarra, ‘‘cada cuadra tiene a sus dueños’’.